Potenciar el bienestar social

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Las circunstancias especiales por las que está pasando el Mundo en general y España en particular han provocado una subida respecto en determinados bienes y servicios básicos para la ciudadanía a causa de la guerra en Ucrania y otros factores exógenos como los años de pandemia o el propio temporal Filomena.

El Gobierno de Pedro Sánchez viene trabajando con el objetivo de perseverar el carácter social de nuestro país y así  poder responden a los problemas. Como respuesta eficaz, eficiente y contundente, el conocido como “Pacto de Rentas” es un instrumento fundamental para paliar las consecuencias de la inflación como principal amenaza europea y española. 

El Gobierno de España ha entendido que estas consecuencias tienen que ser repartidas equitativamente, y además de las medidas adoptadas por el Gobierno sobre el transporte, la revalorización de las pensiones y la bonificación sobre el precio de los carburantes, el Gobierno de Pedro Sánchez ha formulado una propuesta sobre la imposición a las energéticas y las entidades bancarias que va a permitir recaudar aproximadamente 3.500 millones de euros para repartir entre hogares y empresas vulnerables.

La propuesta de los partidos del Gobierno de de gravar de manera extraordinaria y temporal a las entidades bancarias y las grandes empresas energéticas ha sido aprobada en el Congreso de los Diputados con 187 votos a favor, 153 en contra y 8 abstenciones.

Como viene siendo habitual en la presente legislatura, los partidos de derechas de PP, Ciudadanos y Vox se ha negado a apoyar unas medidas que favorecerán el bienestar social de los ciudadanos y permitirán subsistir a pequeñas empresas que es crisis como la que estamos viviendo actualmente por la invasión de Rusia en Ucrania y el conflicto bélico consecuente. La recaudación de cerca de 2.000 millones de euros por parte del sector energético y de unos 1.500 millones por parte del sector bancario en  dos años ayudara a ello. 

La derecha española, incluso, se ha negado a debatir estas medidas en el Congreso de los Diputados. Han repudiado las propuestas y han negado el debate defendiendo así a las energéticas y élites empresariales. Que la derecha nunca ha mirado por el bienestar social y ha potenciado a los que más tienen es un hecho que, con acciones como esta, se acentúa aún más, incidiendo en una injusticia social que ya no pueden negar.

Las entidades bancarias ven incrementados sus beneficios gracias a las medidas adoptadas por el Banco Central Europeo con la subida de los tipos de interés, y el Gobierno de España se ha propuesto que parte de esos beneficios bancarios sean destinados a los hogares y a las empresas vulnerables. De esta manera, los bancos ayudarán a mitigar los efectos de la inflación que amenazan la estabilidad en nuestro país.

Las empresas energéticas cuentan en la actualidad con beneficios extraordinarios a causa de la situación bélica por la que atraviesan países exportadores de energía y a expensas de los consumidores y la propia Presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, (perteneciente  al Partido Popular Europeo) ha declarado que “los beneficios deben compartirse y canalizarse hacia quienes más los necesitan”.

Por eso es necesario que desde la base de las administraciones públicas, en este caso los ayuntamientos, se apruebe el establecimiento de gravámenes en España y la Unión Europea de carácter temporal energético y de entidades de crédito y establecimientos financieros de crédito. Solo así estaremos contribuyendo a que quienes más lo necesitan tengan un presente y un futuro al que amarrarse.

Deja una respuesta