EDITORIAL: Avanzando en derechos

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El Gobierno de Pedro Sánchez sigue construyendo derechos. Ni siquiera el mes de agosto, un mes en el que la administración se suele tomar un respiro, ha servido para que el Partido Socialista deje que trabajar por potenciar el bienestar social y avanzar, como siempre se ha hecho en este país bajo los diferentes gobiernos progresistas, con medidas que favorezcan a los ciudadanos y ciudadanas,

Mientras Isabel Díaz Ayuso decreta lutos oficiales por el fallecimiento de la Reina de Inglaterra, -para lo que no tiene competencias- mientras se olvida de los más de 8.000 ancianos que fallecieron en las residencias durante la pandemia por su pésima gestión, el Gobierno de España trabaja para mejorar la vida de los ciudadanos. Tal vez el luto de la presidenta regional tenga un doble trasfondo y se esté adelantando al fallecimiento de la sanidad pública que está perpetrando con su indiferencia hacia lo público para favorecer lo privado.

Una de las últimas medidas que ha aprobado el presidente del Gobierno en el Consejo de Ministros ha sido la mejora en las condiciones laborales de las trabajadoras del hogar, una deuda histórica que el Partido Socialista salda ante un colectivo que lleva años sufriendo la precariedades del sistema.

Hasta ahora, estas trabajadoras han desarrollado su vida profesional cuidando de casas, personas enfermas o niños y niñas sin tener ningún derecho, llegando a la edad de jubilación, después de años de trabajo con largas jornadas, sin ninguna cotización y con pensiones de viudedad en la mayoría de los casos.

A partir de ahora, este colectivo tendrá la misma protección por desempleo que el resto de trabajadores por cuenta ajena y con una adecuada valoración de su trabajo. Esta medida es un ejemplo de justicia social, de feminismo y de igualdad, porque estas mujeres han sido las grandes olvidadas, las mujeres trabajadoras más vulnerables.

La propia Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, puso en valor “el carácter feminista de la norma, ya que engloba tanto a las trabajadoras más vulnerables como a las empleadoras, y también su valor social, pues restituye derechos de los que el legislador ha privado a este colectivo, una vulneración condenada por los tribunales de justicia europeos”.

La nueva Ley permite que las trabajadoras del hogar tengan derecho a la prestación contributiva de desempleo y a todas las prestaciones asistenciales vigentes en el ordenamiento jurídico laboral y garantiza la cobertura indemnizatoria de las trabajadoras en caso de insolvencia del empleador. También protege a estas trabajadoras frente a despidos injustificados y elimina la figura del desestimiento, que es una forma de despido sin causa, en la medida en que no requiere acreditarse. 

A partir de ahora, también disfrutarán en plena igualdad de los derechos de información sobre sus condiciones laborales, y el Ejecutivo pondrá en marcha políticas de formación y acreditación específicas.

El nuevo texto, además, incide, respecto a la seguridad y la salud en el trabajo, que se incorpore a estas mujeres al ámbito de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y se cree una comisión de estudio con enfoque de género para abordar las enfermedades profesionales. Por otra parte se aplicará la reducción a las cotizaciones que existe en la actualidad, por lo que los empleadores tendrán derecho a una bonificación del 80% en las aportaciones a la cotización por desempleo y al FOGASA.

Una vez más se demuestra que el Gobierno de Pedro Sánchez sigue avanzando en derechos sociales y laborales mientras que la extrema derecha y la derecha extrema se pierden en vanas acusaciones tratando de desprestigiar a un Ejecutivo con el único objetivo de que a España le vaya mal para asaltar La Moncloa. Sin embargo, el Gobierno progresista sigue aprobando leyes y derivando fondos para que exista un ajusticia social que con el Partido Popular, de la mano de VOX, no está garantizada. 

Combatir las mentiras de la ultraderecha y de Feijoó, mas acostumbrado a fotografiarse con narcotraficantes que a gestionar el bienestar de los ciudadanos, no presenta ningún obstáculo para que el Partido Socialista siga con su hoja de ruta, que no es otra que cubrir las necesidades de los ciudadanos de este paÍs.

Deja una respuesta