EDITORIAL: Tanto hablar de banderas…

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El 28 de junio de 1969, la comunidad LGTBI se unió por primera vez en Estados Unidos para luchar por sus derechos. Fueron los conocidos disturbios de Stonewall (Nueva York), que consistieron en una serie de manifestaciones espontáneas que surgieron en protesta contra una redada policial. En aquella época, el sistema perseguía a personas no normativas que, por otra parte, buscaban demostrar que las personas homosexuales eran parte de la sociedad, fomentando una cultura de no confrontación entre personas homosexuales y heterosexuales.

En España, 53 años después hay quien desde las instituciones continúa mostrando sus tintes de LGTBIfobia, en algunos casos, como en la extrema derecha, sin disimulo alguno. Hay quien afirma que desde la derecha extrema también se tiñen de esta homofobia, aunque pretenden camuflar sus creencias bajo las sábanas de la hipocresía. No hay que olvidar que en 2005 se votó en el Congreso de los Diputados la ley a favor del matrimonio igualitario y el Partido Popular votó en contra, salvo la diputada Celia Villalobos.

Conviene contextualizar que el entonces presidente del PP, José María Aznar, afirmó que «las uniones gays no deben ser equiparadas ni al matrimonio ni a la familia» o que «la unión entre homosexuales no puede ser llamada matrimonio porque esto ofende a la población”. Que el Partido Popular se ha vendido a las plegarias de VOX por conseguir sillones donde no le ha alcanzado la mayoría absoluta… sí, que tampoco hay que desnaturalizar a un partido que, históricamente, se ha mostrado receloso con lo que ellos llaman “familias no convencionales”… también.

Desde hace años se viene colocando en la fachada del Ayuntamiento de Aranjuez la bandera arcoíris, símbolo del colectivo LGTBI, para conmemorar la lucha del movimiento y mostrar todo su apoyo… excepto cuando gobierna el Partido Popular. María José Martínez no solo no se pone al frente de la sanidad pública o de la educación pública cuando se trata de defender los derechos de sus vecinos y vecinas, tampoco exhibe un ápice de compromiso y complicidad con el colectivo LGTBI, aunque en pleno siglo XXI siga existiendo esa discriminación y violencia que atenta contra los derechos humanos. La empatía no es una de sus características más reseñables.

Este año, la única bandera arcoíris que ha ondeado en la Plaza de la Constitución de esta ciudad ha sido la que colocaron el pasado sábado las Juventudes Socialistas de Aranjuez, en el inicio de la ‘Caravana del Orgullo’, que demuestra que los valores del respeto, la integración y la solidaridad no forman parte del ideario político de Martínez y su grupo de concejales, Ciudadanos incluido. Resulta curioso que la carcundia local focalice su discurso arropada en banderas y se olviden de una de las más importantes

El Día del Orgullo se celebra la diversidad y se reivindican los derechos de las personas del colectivo, porque nadie elige su orientación sexual ni tampoco escoge la identidad de género. Una de las reivindicaciones más apoyadas desde el inicio de la celebración de este día fue la del matrimonio igualitario, que puso en marcha el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con una figura al frente esencial en la lucha por los derechos LGTBI y ‘padre’ esta iniciativa, Pedro Zerolo. 

Zerolo expresó que “hay que caminar hacia la igualdad social, esto es combatir la homofobia, la transforma, la bifobia… y eso se consigue con educación, educación y educación”. Si de algo disponía Zerolo es de una implicación social fuera de lo común, y esa implicación, basada en su inteligencia, puso el foco en lo imprescindible que es educar desde la base, educar en la tolerancia, en el respeto. Es evidente que el Partido Popular y VOX, mellizos dicigóticos (dos cigotos originados de dos óvulos y espermatozoides diferentes), se saltaron las clases de valores, porque ellos siempre fueron más de asistir a clases de religión. No obstante, el líder de VOX en Castilla y León, García gallardo, Vicepresidente de la Junta, ha afirmado que “a la gente se le olvida que la finalidad del sexo es la procreación”.

Históricamente, el Partido Socialista ha sido el que ha posibilitado el avance social en este país, elaborando leyes de igualdad e impulsando derechos que con la derecha española andaban obsoletos. Los Socialistas siempre hemos apostado por la diversidad, por los derechos sociales, por los laborales, por la sanidad y por la educación, y la derecha extrema y la extrema derecha de este país y de este municipio no van a lapidar tantos años de lucha y de compromiso por el mero hecho de que su ideología no les permita tolerar al de enfrente. 

A veces, el Partido Popular trata de ponerle buena cara y alguna pose a lo que ellos consideran impopular, pero al final la cabra va  hacia el monte y las ovejas vuelven al redil. Parafraseando a Nelson Mandela… “Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel o su origen, su sexualidad o su religión. Si pueden aprender a odiar, se les puede enseñar a amar, porque el amor es más natural para el corazón humano que su opuesto”.

Deja una respuesta