EDITORIAL: Propuestas frente a bandera

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Aristóteles dijo que “el hombre es, por naturaleza, un animal político”, por lo que se deduce que por el mero hecho de pertenecer a una sociedad ya se está haciendo política. La política no es otra cosa que la búsqueda constante del bien común con una participación directa y los políticos son representantes de los ciudadanos que, con sus decisiones, influyen en la vida de los vecinos.

El punto álgido de la política se centra en el municipalismo, un ejercicio de compromiso, responsabilidad y perseverancia que hace que los representantes municipales trabajen para mejorar el bienestar social.

El Partido Socialista presentó en el Pleno de la pasada semana dos propuestas que buscaban mejorar ese bienestar social y potenciar los derechos de los ciudadanos, que es a quienes las formaciones políticas representan y dan respuesta con sus acciones y decisiones. A las propuestas que presenta la oposición se las denomina “parte de información y de control”, lo que significa que es el Gobierno de turno el que tiene la potestad de decidir, si han salido aprobadas por mayoría, llevarlas a cabo y aplicar su ejecución. María José Martínez, alcaldesa de esta ciudad, ha decidido en múltiples ocasiones no llevarlas a cabo, en un ejercicio de totalitarismo que raya lo indecente, porque, incluso, se ha permitido el lujo de reírle las gracias a su concejal José González Granados cuando en sesión plenaria ha llegado a afirmar algo parecido a “a ustedes aprueben lo que quieran que yo haré lo que me dé la gana”, como ha sucedido hace unos meses con la paralización de la privatización de la delegación de Parques y Jardines.

El grupo Socialista presentó en el Pleno una propuesta que solicitaba, por una parte, aprobar dos meses de gratuidad del transporte público para los usuarios que tengan Abono de Transporte o que lo adquieran en los próximos dos meses. También desarrollar una tarifa plana para todos los abonos mensuales ordinarios y todas las zonas por un importe de 30 € mensuales, ampliar el abono joven hasta los 30 años, mantener el precio del abono de mayores de 65 años a 3,6 € al mes y tarifa gratuita a partir de enero de 2023 y, por último, establecer un plan urgente de mejoras profundas en la calidad del transporte público basados en el aumento de frecuencias y en la mejora de las conexiones entre nuestra localidad y el resto de zonas de influencia de la Comunidad de Madrid.

La otra propuesta solicitaba que la Comunidad de Madrid finalice las infraestructuras necesarias para dar cobertura comarcal a los alumnos con necesidades de educación especial. También que se comprometa a ir disminuyendo el número de alumnos escolarizados en el Centro Príncipe de Asturias en un corto plazo de tiempo y se mantenga el personal docente necesario para la correcta atención de los alumnos. También que la Comunidad dote de todos los recursos humanos y materiales que sean imprescindibles, para atender las necesidades de los alumnos de necesidades educativas especiales que se incorporarán al próximo curso en el CEIP San Fernando y se dé una respuesta a la preocupación e inseguridad de las familias, que amplíe y subvencione plazas para que todos los alumnos, que así lo deseen, puedan acceder a plazas en el Centro Ocupacional.

Las dos iniciativas pretendían, y pretenden, mejorar la situación de los ciudadanos y ciudadanas, que es el objetivo que tiene el Partido Socialista. La propuesta sobre el transporte público fue votada en contra por Partido Popular y VOX. La propuesta sobre educación especial tampoco iba a ser votada a favor por estos grupos, aunque la intervención de un representante de las familias afectadas hizo que cambiasen un voto que, previamente, no iba a ser favorable, como ellos mismos reconocieron, porque era una propuesta del PSOE. Además, el concejal de VOX, Gómez Vico, se expresó en términos despectivos denominando a los niños y niñas como “impedidos”, lo que dice mucho de la sensibilidad con la que la extrema derecha convive en las instituciones sin respeto ni educación, pretendiendo martillear la democracia.

La respuesta propositiva de la ultraderecha de Aranjuez ante su voto en contra para que los ciudadanos puedan favorecerse de unas mejoras económicas en el transporte público y de sus reticencias a votar a favor, inicialmente, de la propuesta sobre educación especial fue la petición de su grupo para reponer la bandera de España en un centro educativo de Aranjuez. El PSOE nunca ha estado en contra de reponer las insignias nacionales, faltaría más, la cuestión es que frente a la política de banderas, los Socialistas preferimos trabajar por los ciudadanos, intentando que mejoren sus condiciones, un detalle que demuestra la implicación y el compromiso que se tiene con los ciudadanos. El único objetivo de la ultraderecha es el populismo que les permita gobernar las instituciones con políticas rancias que se introduzcan en la espiral del retroceso.

Deja una respuesta