PSOE, InPar y Unidas Podemos explican su voto en contra en la propuesta para el gasto del remanente de Tesorería: “No vamos a ser cómplices de una decisión que no se ha consensuado con nadie”

Òscar Blanco: “el pasado 5 de mayo convocaron a los portavoces de la Corporación para que, entre todos, aportasen sus sugerencias y consensuar el destino de las inversiones. Sin embargo, el Gobierno municipal ya las tenía decididas, como se pudo comprobar en las Comisiones Informativas, en las que aportaron, incluso, informes cuantitativos y elaborar esos informes en tan solo un par de días no es posible”. 

El Partido Socialista, Iniciativa por Aranjuez y Unidas Podemos han ofrecido hoy una rueda de prensa para explicar su voto en contra, en el Pleno que se celebrará el miércoles, en la propuesta del Gobierno municipal, de Partido Popular y Ciudadanos, y que en principio será apoyada por Acipa y VOX, sobre el gasto del Remanente de Tesorería, por importe de 3,2 millones de euros. 

El portavoz Socialista, Óscar Blanco, ha expresado que “el pasado 5 de mayo convocaron a los portavoces de la Corporación para que, entre todos, aportasen sus sugerencias y consensuar el destino de las inversiones. Sin embargo, el Gobierno municipal ya las tenía decididas, como se pudo comprobar en las Comisiones Informativas, en las que aportaron, incluso, informes cuantitativos y elaborar esos informes en tan solo un par de días no es posible. Esto es una falta de respeto a lo que representamos los 3 grupos de la oposición, que ya hemos mostrado anteriormente nuestra voluntad de acuerdo en el pacto de recuperación económica de la ciudad”. 

Blanco ha señalado que, “además, en esa reunión se concluyó que sería un consenso participativo, en el que, a través de reuniones, se les pediría opinión a los vecinos y asociaciones para que expresasen sus prioridades y obrar en consecuencia, y nada de esto se ha hecho”. El portavoz mantiene que “entre los tres grupos progresistas representamos casi al 50% de los ciudadanos y no vamos a consentir esta falta de respeto ni vamos a participar de un circo en el que el Gobierno ha querido escenificar que estas inversiones son participativas, y nada más lejos de la realidad”.

Cerca de la mitad de esas inversiones irán destinadas al barrio de La Montaña. Blanco sostiene que “el Gobierno de María José Martínez va a intentar argumentar que estamos en contra de que se destine dinero al barrio. La Montaña tiene esas carencias y muchas más, lo que no es lógico es que la mitad del remanente se destine a un barrio de 7.000 vecinos y vecinas y el 25% al resto de barrios, que son 55.000, por eso era fundamental ese proceso de participación, y que ordenaría las prioridades atendiendo a todos los barrios por igual. Pero es que, a lo mejor, los vecinos del barrio de La Montaña habrían preferido que se arreglasen más calles y aceras del barrio, o los parques, antes que la construcción de un campo de futbol, que dicho sea de paso, se podría hacer con el nuevo Plan de Inversiones Regional”.

Blanco, además, ha mostrado su preocupación porque algunas de estas inversiones pueden poner en riesgo la hacienda municipal, “como la construcción de un campo de fútbol en La Montaña, presupuestado con cerca de 800.000 euros, ya la condición que marca la ley, es que se ejecute antes del 31 de diciembre y elaborar un proyecto, licitarlo y construirlo en tan solo seis meses es un plazo muy justo que puede originar un grave problema a las arcas municipales”.

El portavoz Socialista mantiene que “en absoluto estamos en contra de las inversiones planteadas por el Gobierno de Martínez, incluso alguna de ellas las propusimos nosotros, y entendemos que además de éstas, hay muchísimas más, pero las elegidas por el gobierno no son justas para las necesidades de los ribereños. No vamos a participar de una decisión en la que no se ha tenido en cuenta ni a los grupos de la oposición ni a las asociaciones vecinales, deportivas o colectivos como, por ejemplo, con movilidad reducida. En definitiva, no vamos a ser cómplices de esta representación ficticia”.

Blanco ha afirmado que “la prueba más evidente es que en la reunión con los portavoces, la Teniente de Alcalde. Miriam Picazo, ni siquiera supo contestar a la pregunta de cuánto era el remanente de Tesorería disponible para gasto, es más, confirmó que le entregaría las propuestas a la alcaldesa para que las tuviese en cuenta, cuando ya tenían todo decidido con sus socios de Gobierno”. 

El portavoz sostiene que “el Gobierno de Martínez trata de reírse de los vecinos a través de sus representantes, porque el acuerdo, entre otras cosas, era que se destinase una pequeña parte de las inversiones a arreglar viviendas municipales para destinarlas a un fin social y, sin embargo, no contemplan nada en ese sentido y sí, por ejemplo, la construcción de instalaciones deportivas en La Montaña cuando hace unos meses cedieron una parcela al Obispado para la construcción de una iglesia con el compromiso de que se desarrollarían instalaciones deportivas para el disfrute del barrio”.

Blanco ha manifestado que “por supuesto que el Gobierno tiene todo el derecho a decidir en qué invierte y dónde, pero sin nos preguntan, de manera seria, entendemos que ese gasto, que posibilita el Gobierno de Pedro Sánchez, tiene que ser un gasto equilibrado, porque todos los vecinos de Aranjuez tienen los mismos derechos de que se atiendan sus necesidades, independientemente del barrio en el que vivan. Esta es la única forma de que estas inversiones dejen de ser un acto electoralista, al atender realmente las demandas ciudadanas y habiendo buscado el consenso de todos”.

Deja una respuesta