El Pleno aprueba la propuesta del PSOE, con los votos en contra del Gobierno municipal para solucionar los problemas de tráfico rodado en la calle Abastos, cuyas obras han reducido el ancho de la vía y dificultan el paso, entre otros vehículos, de los autobuses urbanos

José María Cermeño: “es insólito que el Gobierno municipal de PP y Ciudadanos vote en contra de esta propuesta, argumentando que no es necesario y que no existen incidencias cuando en 2017 votaron a favor de la misma propuesta cuando había menos problemas, porque hay que recordar que, con las obras recientes, se ha estrechado la calzada 22 centímetros, por lo que si ya había problemas en 2017, ahora hay más”

El Pleno de la Corporación aprobó, con los votos en contra del Gobierno municipal, la propuesta del grupo municipal Socialista para que se estudien y se lleven a cabo todas las alternativas posibles que permitan el paso de los autobuses urbanos y vehículos de dimensiones similares en el tramo de la calle de Abastos comprendido entre las calles de Stuart y Almíbar. Además, como alternativa y hasta encontrar la solución definitiva a los problemas que se generan en este tramo de la avenida, la propuesta incluye que se prohíba el aparcamiento de vehículos en el margen izquierdo del tramo de calle referido, eliminándose, de esta manera, los graves problemas circulatorios derivados de todo lo expuesto.

Hace unos meses se procedió al arreglo de las aceras este/oeste, siendo la calle de Abastos una de las incluidas en el arreglo. Dicha intervención tuvo que adaptarse a unos estándares de accesibilidad para personas con movilidad reducida. El concejal socialista José María Cermeño ha explicado que “debido a esta circunstancia, el tramo de calle por la que tienen que circular los vehículos se ha visto reducido en veintidós centímetros, dejando el ancho de paso de tres metros y cinco centímetros (3,05 cm). Esta reducción, y al estar permitido aparcar en ambos lados de la calle, hace que las dificultades y los problemas para que puedan pasar vehículos de un tamaño mayor al de un vehículo convencional aumenten, originándose inconvenientes para, por ejemplo, el paso de un autobús urbano, que en Aranjuez tiene un ancho de dos metros con ochenta y cinco centímetros (2,85 cm), sin incluir los espejos retrovisores”.

Cermeño sostiene que “el Partido Popular afirma que este punto no es una prioridad y Ciudadanos que no es un problema y que es algo cortoplacista, pero esta propuesta se lleva debatiendo en esta Corporación desde 2017. Es más, Ciudadanos y PP votaron a favor de que se haga lo que ahora estamos pidiendo”.

El concejal Socialista ha expresado que es “insólito que el Gobierno municipal de PP y Ciudadanos vote en contra de esta propuesta, argumentando que no es necesario y que no existen incidencias cuando en 2017 votaron a favor de la misma propuesta cuando había menos problemas, porque hay que recordar que, con las obras recientes, se ha estrechado la calzada 22 centímetros, por lo que si ya había problemas en 2017, ahora hay más”.

Cermeño ha manifestado que “lo que pedimos es que se estudien todas las alternativas posibles para tratar de arreglar este problema y que, como alternativa y hasta encontrar una solución, se prohiba el aparcamiento en uno de los dos lados de la calle. Esta propuesta no es una ocurrencia, es una demanda, principalmente, de los conductores de autobuses”. 

El edil, sin embargo, lamenta que “en cualquier caso, aunque esta propuesta se vote a favor, como el Gobierno municipal la ha votado en contra, por experiencias pasadas con propuestas que se han aprobado con el voto en contra del Gobierno local, tememos que no se va a llevar a cabo”.

 

Deja una respuesta