EDITORIAL: 8 de marzo, Día de la Mujer

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Que la figura de la mujer es indispensable en el crecimiento de la sociedad es algo más que evidente, salvo para quienes consideran que están por debajo en su estatus respecto al hombre, que son los machistas, que en pleno siglo XXI siguen pensando que el hombre está por encima de la mujer por ‘decreto’. Este pensamiento, afortunadamente, no reside en la mayoría de los cerebros de la especie humana -de quienes disponen de él, por supuesto-, sin embargo la brecha de la desigualdad, desgraciadamente, sigue patente, y los datos así lo demuestran. 

En la Comunidad de Madrid, según la Encuesta Anual de Estructura Salarial, la brecha salarial de género alcanza el 22,7% y el salario medio de las mujeres es de 24.874 euros mientras que el de los hombres es de 30.531. Es solo un dato de cuantos certifican la desigualdad de género, pero un dato significativo y patente que certifica que aún no hemos llegado al final del camino, ni mucho menos. Gran parte de este ‘parón’ e, incluso, retroceso en algunos casos, es responsabilidad de la extrema derecha y de quienes colaboran y asumen sus chantajes. El Partido Popular, en este aspecto, es de los que practican la demagogia sin sonrojarse, esforzándose en potenciar su apuesta por la igualdad mientras, en la mayoría de los gobiernos en los que son apoyados por VOX, como en Madrid, Andalucía o Murcia, ceden a las peticiones de los herederos del franquismo, que suelen comenzar por la eliminación de las leyes de violencia de género. No hay ás que echar un vistazo a las condiciones que la extrema derecha ya le ha puesto al Partido Popular para darle la investidura en Castilla y León.

Santiago Abascal, líder nacional de VOX, ha despechado frases como que el 8 de marzo “son marchas de la muerte”, además de afirmar que “la violencia de género no existe”. Estas declaraciones, asumidas por el Partido Popular, no hacen más que dinamitar cualquier atisbo de avance en derechos de la mujer. Afortunadamente, el Partido Socialista sigue luchando y legislando para que la igualdad en plenitud sea una realidad. 

En enero de 2021, el Grupo Parlamentario Socialista registró en el Congreso la Proposición de Ley Integral para la Igualdad de Trato y la No Discriminación. Esta iniciativa fue impulsada hace una década por Pedro Zerolo, que siempre defendió que “discriminar no debe salir gratis”. 

Todos los avances en igualdad en la historia democrática de España han venido de la mano del Partido Socialista. Desde el permiso de paternidad, hasta las dos leyes de interrupción voluntaria del embarazo, la ley contra la Violencia de Género a la ley de Igualdad o de Dependencia. La igualdad, para el PSOE, es un principio fundamental.

Este año, el Día Internacional de la Mujer se celebrará bajo el lema ‘Igualdad de género hoy para un mañana sostenible’, que reconoce la labor de miles de mujeres y niñas en todo el mundo que está liderando los esfuerzos para contribuir a un futuro más sostenible. No podemos obviar que es fundamental potenciar la igualdad de género en el gran desafío de este siglo XXI, que es reducir el riesgo de una crisis climática que es una realidad. Porque las personas más vulnerables y marginadas son quienes sufrirán los efectos de esta crisis de manera más evidente. 

El 66 periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer tendrá como fondo “lograr la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas en el contexto de los programas y las políticas del cambio climático y la reducción de los riesgos de desastre y ambientales”. El compromiso de la sociedad debe seguir siendo el de remar en una única dirección, el de la lucha por la plena igualdad que tanto está costando conseguir. Y es que, en pleno 2022, parece una utopía que a las mujeres se les niegue el derecho al voto, al trabajo e, incluso, a sus cuentas bancarias… pues hay países donde todavía están sucediendo este tipo de desigualdades.

Es necesario que sigamos celebrando el 8 de marzo como el Día de la Mujer, porque es imprescindible poner de manifiesto el gran impacto que muchas mujeres han tenido en la historia de la humanidad. Científicas, escritoras, políticas, deportistas, trabajadoras, activistas que comenzaron la lucha por la igualdad hace más de un siglo y, sobre todo, mujeres que no han tenido ni tienen repercusión mediática pero que son el pilar de muchas familias. Ellas han conseguido marcar el camino de una sociedad, un camino que nunca ha sido fácil, que no es justo. Pedro Zerolo afirmó que “la generosidad la aprendí de las mujeres”, y el camino debe recorrerse desde ese aprendizaje, como sociedad, para conseguir la igualdad total. Si seguimos luchando, no estaremos tan lejos.

Deja una respuesta