Respeto: antónimo de incivismo

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Óscar Blanco, Concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Aranjuez

Incivismo: carencia, falta o privación de civismo, civilidad, sociabilidad, cortesía, urbanidad, educación o cultura y también comportamiento u obra irrespetuosa basándose en las normas. Actualmente, según catedráticos de la Real Academia de la Lengua, esta palabra está en desuso, aunque lamentablemente no es así en hechos. 

La Asociación ribereña de los Piratas del Tajo ha trabajado durante muchos meses para poder decorar rotondas y espacios de la ciudad con motivos navideños, para ilustrar una época del año en la que Papá Noel, los Reyes Magos, los renos, las luces o las guirnaldas son protagonistas en las calles, casas y establecimientos de Aranjuez. Este trabajo lo hacen de manera altruista, con el único objetivo de poner su granito de arena para que este Real Sitio luzca y agrade la vista de los vecinos y visitantes. Se han tomado, además, la molestia de que cada barrio disponga de su espacio y disfrute de esta época del año con la mejor de sus intenciones.

Durante los últimos días, estas escenografías han sufrido los ataques de algunos vándalos que, desgraciadamente, existen en Aranjuez, personas que no entienden lo que es el respeto y, sobre todo, que no tienen ninguna deferencia con el trabajo que realizan otras personas, que prescinden de parte de su tiempo para poder amenizar la vida de sus conciudadanos. Como valor, el ser humano debe priorizar el respeto por encima de muchas otras cosas y, sobre todo, entender que la vida es un camino en el que, sin ese respeto, se pierde la humildad.

Afortunadamente, Aranjuez no es una ciudad conflictiva, no suele haber grandes actos de delincuencia, aunque sí es cierto que se evidencian ciertos síntomas de incivismo. Es obvio que hay muchas situaciones en las que el escenario de limpieza se presenta en fotogramas dantescos, también que se ha hecho costumbre la quema de contenedores sin sentido en determinados barrios de la localidad o que la limpieza y el mantenimiento de la ciudad se ven resentidos, en parte, por este incivismo y, en parte, por la ineficacia del Gobierno municipal.

Ante estas acciones, es procedente que la delegación de Seguridad aumente sus prestaciones, que disponga de más vigilancia y que se abogue por reducir estas dosis incívicas que están provocando actos que no complacen a la mayoría de los ciudadanos. Y para aumentar la seguridad es indispensable aumentar los dispositivos, perseguir estas malas praxis y doblegar a quienes atentan contra la consideración.

Después, lo que queda, es agradecerle a los Piratas del Tajo su trabajo, su dedicación, su esfuerzo y sus ganas por mantener el espíritu de una ciudad que pretende liberarse de estos vandalismos, para lo que también es importante la colaboración ciudadana, la denuncia pública.  Desde estas líneas animo al colectivo ‘pirata’ a que sigan aportando, de la manera que lo han hecho durante tantos años, su talento y sus valores como asociación para que Aranjuez crezca y pueda seguir disfrutando de un grupo que siempre ha tenido por bandera un par de tibias y una calavera.

Deja una respuesta