El capitán Calzoncillos y el perverso plan del grumete Abascal

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

José Luis Moreno

Pablo Casado, del PP, en su última ocurrencia, propia del “profesor Franz de Copenhague”, ha propuesto usar la Armada para frenar a las pateras.  Ese uso de los militares para frenar embarcaciones y pateras con inmigrantes irregulares fue propuesto por Vox a finales del año pasado. Proponía que los buques de guerra impidieran la entrada de embarcaciones con inmigrantes en las aguas territoriales españolas. La respuesta de la Armada ante esa idea es que su obligación ante una patera, porque así lo marca el derecho marítimo, es rescatar a esas personas si su vida corre peligro.

A esta ‘cuchipanda’ de patriota$ amantes de “Su E$paña” no se les ocurre idea mejor que emplear a la ARMADA ESPAÑOLA, la de Lepanto, la del sitio de Cartagena de Indias, la de Trafalgar o Santiago de Cuba en tareas tan “honorables y humanitarias” como perseguir a seres humanos que huyen de la miseria y arriesgan vida y fortuna para llegar a Europa y mejorar su vida (emplean todo el dinero familiar en el viaje que no es precisamente barato). Una aspiración que, digo yo, es similar a la que tienen tantos y tantos cargos del PP corruptos y “aprovechaos”: una vida mejor. Con una leve diferencia, que en el caso de los ‘peperos’ es a costa de mamandurrias y de robar a los españoles. A veces sin arriesgar, presuntamente, nada porque para eso están los presuntos amiguetes de los presuntos tribunales. 

Al “grumete Abascal”, el almirante jefe del Estado Mayor de la Armada, almirante general Teodoro López Calderón, ya le contestó que se tiene el deber legal y moral de rescatar a las personas que se encuentren en peligro en la mar. Gran lección de moral humana del Almirante al “grumete Abascal”. En términos más actuales le dio un zasca del carajo. 

Independientemente de la misión en la que esté un buque de la Armada, la legislación internacional obliga a salvar la vida de las personas (faltaría más) que van a bordo de las pateras y que pudieran estar en peligro de naufragio o hundimiento, y además (faltaría más) llevarlas al puerto más cercano. El “grumete Abascal” se refería a la crisis de Canarias. Me da a mi que el monarca alauita no iba a estar por la labor de dejar atracar en puertos marroquíes a la Armada de España. Consecuencias de la ocurrencia del “grumete Abascal”: los barcos españoles se dedicarían no a controlar el tráfico de pateras sino a transportar a los inmigrantes de las mismas a Canarias. Que como todos sabemos es lo que quieren los votantes de la ultraderecha y la “derechita cobarde”.

La “idea de casquero” del “grumete Abascal” la ha comprado el “Capitán Calzoncillos”, el señor Casado, siempre detrás de los acontecimientos. Va a resultar que es un émulo de don Pésimo, ese personaje del genial Escobar que es un cenizo. Si lo hubiera propuesto Pedro Sánchez, El Mundo, ABC o La Razón hubieran puesto el siguiente titular: Sánchez desafía a la Armada de España siguiendo instrucciones de los terroristas de Bildu, los separatistas de Esquerra y los paletos de Teruel Existe. 

Sólo a un desahuciado (le queda poco de jefe del PP) se le ocurre comprar a Vox la ocurrencia de una misión para la Armada de España que ha sido desacreditada nada menos que por el general almirante jefe del Estado Mayor. Si el Ciezano Egea, en vez de dedicarse al lanzamiento de huesos de aceitunas,  estuviera atento a proteger a su jefe Casado no hubiera pasado nada, pero me da a mi que la sugerencia de la compra de la genial ocurrencia ha provenido de “fuego amigo”. La larga mano de Aznar y M.A.R. Le han puesto almidón en vez de suavizante al “Capitán Calzoncillos”

Se figuran ustedes a don Gonzalo Fernández de Córdoba (el Gran Capitán, el de las famosas Cuentas) escuchando órdenes del rey Fernando…”¡Gonzalo, que no vayas a Italia con la armada, que te has de dedicar a las pateras que llegan a las islas afortunadas!”. Bien es cierto que si Felipe II hubiera practicado las ideas estrategico-militares del “grumete Abascal” y el “capitán Calzoncillos”, la Armada Invencible hubiera sido invencible de verdad. ¿Se figuran ustedes a 154 navíos, 20 galeones, 4 galeazas napolitanas, 4 galeras portuguesas, 23 urcas, 22 carabelas, 15 pinazas y 22 pataches persiguiendo pateras por los procelosos mares del sur?

Y más en serio…¿Se imaginan ustedes a los señores Abascal y Casado de máxima autoridad de la Armada Española como ministro de Defensa y Presidente del gobierno de coalición PP-Vox? Da susto.

Deben de estar los militares con estos dos prendas como los militares americanos estaban con Donald Trump. Cruzando los dedos todos los días a ver qué ocurrencias tenía el Presidente. 

Como están, estamos, muchos españoles y españolas, cruzando los dedos porque este par de “premios Nobel” no gobiernen España. Propongo que se presente Ángela Merkel por el PP, ahora que está sin trabajo. Aunque me da que no iba a aceptar. Ángela Merkel es pura derecha civilizada de Europa. A años luz de lo que representan el “Grumete Abascal” y el “Capitán Calzoncillos” en España. Además no les gusta Nina Hagen. 

Deja una respuesta