Diez años del fin de ETA

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:PSOE
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El pasado fin de semana se celebró el 40 Congreso Federal del PSOE, en el que se rindió un merecido homenaje a Alfredo Pérez Rubalcaba, figura indiscutible del Socialismo de este país y referente histórico de los valores de la Socialdemocracia, un hombre que, con su capacidad de diálogo, fue capaz de poner toda su capacidad a disposición para que pudiera ponerse fin a una de las páginas más duras por las que ha pasado España.

Esta semana se cumplen diez años del anuncio, por parte de la banda terrorista ETA, del abandono de las armas. Desde entonces, España en general y el País Vasco, en particular, han evolucionado hacia un país más libre, más democrático, sin miedos, sin atentados. Y ahí emergen las figuras de José Luis Rodríguez Zapatero y de Alfredo Pérez Rubalcaba. El primero porque era el Presidente del Gobierno en un momento tan importante para España; el segundo, porque era el Ministerio del Interior y porque ambos persiguieron el objetivo, sin descanso, de acabar con el terrorismo en este país. Muchos referentes vascos del socialismo, como Patxi López o Eduardo Madina, también han jugado un papel importantísimo en el fin de la banda terrorista, pero no podemos dejar a un lado el papel fundamental que jugó la sociedad, principalmente la vasca, para poner fin a una de las etapas más negras de la historia de este país.

Hoy, diez años después de uno de los mayores logros democráticos que ha experimentado España, el País Vasco es un lugar en el que reina la normalidad, una región que dejó de estar secuestrada para poder mostrar al mundo toda su cultura, sin miedos, sin tapujos. Hoy el País Vasco y los vascos son dueños de su destino, de su futuro, de un lugar en el que el rechazo a la violencia es abrumador, donde las víctimas del terrorismo han obtenido el reconocimiento y la solidaridad que merecen.

Sin embargo, no todo son blancos, porque existen penumbras que vienen de la mano de la derecha extrema y la extrema derecha, que tratan de agrietar la convivencia escenificando que el fin de ETA no fue bueno para sus intereses políticos. Siguen jugando con las víctimas y utilizándolas, a pesar de haber recibido reproches de las mismas, con el único objetivo de desgastar al Gobierno que sigue apostando por la libertad bajo las siglas del Pueblo, con mayúsculas, y con los valores del Socialismo. El Partido Popular y VOX siguen haciendo una política partidista del terrorismo, haciendo un flaco favor a la sociedad, que ya dejó atrás el miedo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dice “no entender” por qué la derecha traslada siempre una “visión amarga” del «fin para siempre” del terrorismo etarra. Sánchez ha recordado que fue un presidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, un lehendakari socialista, Patxi López, y un ministro del Interior, también socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, los que estaban en el poder cuando se acabó con ETA, pero ha recordado al mismo tiempo que el éxito del fin de la violencia es también del PP y de la democracia española. De toda la sociedad y de todo el pueblo vasco.

Zapatero

La figura de José Luis Rodríguez Zapatero quedará ligada en la historia al lado del fin de la banda terrorista ETA. El ex presidente del Gobierno fue uno de los principales artífices para que el terrorismo en España llegase a su fin. Zapatero ha señalado esta semana en una entrevista en TVE que «queda por compartir un cierto consenso del momento final de la banda terrorista ETA, que fue unilateral, sin condiciones y sin ninguna contraprestación a cambio. Y es para siempre”.

El expresidente sostiene que «estuvimos sufriendo juntos, llegamos juntos al final y deberíamos estar. A nuestra convivencia, a nuestra democracia, le sentaría muy bien”, en relación a ese consenso final al que se ha referido. «Tenemos la conciencia clara de que la historia no se puede cambiar pero el futuro sí. Lo hemos cambiado para bien. El mal ha desaparecido de nuestras vidas y tenemos que contribuir todos a que el bien y la convivencia sea la única referencia que tengamos para las generaciones que vienen”.

Rubalcaba

Rubalcaba destacó por ser un político íntegro, dialogante, innovador y con las ideas muy claras, un político que siempre realizó un trabajo excelso en los Ministerios que ostentó, una persona a la que no solo el Socialista quiso y respetó, también obtuvo el reconocimiento de una gran parte de sus adversarios políticos. Y Alfredo Pérez Rubalcaba jugó un papel fundamental en el fin de ETA. Tras el anuncio del abandono de la lucha armada por parte de la banda terrorista, Rubalcaba expresó que “como todos ustedes saben, hoy ETA ha anunciado su decisión de abandonar definitivamente la violencia armada. Con ello pone fin a décadas de acciones terroristas que han generado muerte y sufrimiento; que han roto la vida de muchas personas, y han provocado la angustia de muchas más. Han sido años de una amenaza constante sobre la sociedad española. Años de asesinatos de inocentes, de tiros en la nuca, de coches bomba. De ciudadanos de bien que cada mañana debían mirar debajo su coche; de personas honestas que cada día salían de su casa con una gran incertidumbre; de madrugadas en llamas, y de calles tomadas por los violentos. Pero hoy ETA no es la protagonista. El protagonista es el Estado de Derecho. Porque el Estado de Derecho ha ganado. Ha ganado la democracia, y han ganado las instituciones”.

Deja una respuesta