Con la subida del SMI mejora el empleo

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

José María Cermeño. Concejal del PSOE en Aranjuez

Los datos de paro registrado del mes de septiembre, publicados por el Servicio Público de Empleo, señalan un descenso mensual del 2,3% del número de personas desempleadas (76.113 menos que en agosto). Es la mayor caída en un mes de septiembre, rompiendo el comportamiento alcista que normalmente se registra en este mes y encadenando siete meses consecutivos de bajadas, algo que no ocurría desde el año 2000.

La cifra total de personas registradas como paradas a final de mes se sitúa en 3.257.802, lo que supone 518.683 menos que en septiembre de 2020 (-13,7%), cuando aún se mantenían las restricciones a la actividad económica producto de la pandemia. Este descenso del paro se ha dado en todos los sectores, correspondiéndose un -2,7% y un -2% a hombres y mujeres, respectivamente.

En relación al empleo y en términos desestacionalizados, aumentan en 82.184 los afiliados a la Seguridad Social con respecto a agosto, llegando a un total de 19.559.689 cotizantes, lo que supone el nivel de afiliación más alto registrado históricamente, superando la cifra de afiliados prepandemia. Sin descontar la estacionalidad, el dato es igualmente positivo, registrando 57.387 personas más que el mes anterior y 654.722 más que hace un año (un 3,5%), alcanzando la cifra absoluta de 19.531.111 cotizantes.

Los contratos registrados aumentan un 17,9% anual, incrementándose más la contratación indefinida (32,8%) que la temporal (16,2%). Aun así, en total, se han realizado 1.707.158 contratos temporales y 216.688 indefinidos, suponiendo éstos últimos tan solo un 11,3% del total de contratos realizados. De los indefinidos, un 55,2% fueron a tiempo completo y un 27,6% a tiempo parcial. En términos generales, solo 6 de cada 100 contratos fueron indefinidos a tiempo completo.

Por otro lado, las personas en ERTE caen al mínimo desde que comenzara la pandemia, registrando 239.230 a finales de septiembre y reduciéndose en 32.960 personas respecto a agosto. En consecuencia, el número de beneficiarios de prestaciones se reduce un 32,8% respecto al mismo mes de 2020, situándose en 1.977.033 personas en septiembre, y la tasa de cobertura (correspondiente en este caso al mes de agosto) se sitúa en el 62,9%, 19,4 puntos menos que en el año anterior.

Esta realidad, que de manera clara esta experimentando nuestro país, está permitiendo salir de la crisis con medidas económicas y de protección social tomadas por un gobierno progresista, permitiendo poder abordar cuestiones, entre otras, como la de subir el Salario Mínimo Interprofesional a niveles nunca conocidos en nuestro país.

Subir el SMI es una medida acertada, tanto en lo económico como en lo político. En primer lugar, el SMI español se encuentra entre los más bajos de la UE, todavía lejos del umbral del 60% del salario medio que recomienda la Carta Social Europea. Además, no puede obviarse que el SMI ha permanecido congelado a lo largo de los nueve primeros meses de 2021, una situación que por mucho que se justifique por la especial coyuntura, no deja de ser excepcional, especialmente en un contexto de repunte de la inflación.

En una economía como la española, debido al peso del sector servicios y de los contratos temporales, el SMI constituye una herramienta fundamental de cohesión social. Según los estudios más recientes, más de un millón y medio de trabajadores en nuestro país reciben el salario mínimo. Su revisión, hasta situarlo en niveles más similares al de otros países europeos y corrigiendo su caída en términos reales en el último año, constituye también una política agregada de rentas, oportuna en un contexto de recuperación económica.

En esta linea de apostar, mantener y fortalecer un escudo social como eje fundamental de la recuperación económica, el grupo municipal Socialista en el Pleno municipal del pasado mes de septiembre presentó una moción donde pedíamos el pronunciamiento favorable a favor de la subida del Salario Mínimo Interprofresional, pronunciamiento este que,  desde la bancada de la derecha y la extrema derecha local, mostraron su oposición  a esta medida copiando el modelo de sus mayores, situándose de manera clara, otra vez más, en el no a todo lo que pueda beneficiar y ayudar a que la salida de la crisis sea de manera justa y equilibrada, los argumentos esgrimidos por los concejales de la derecha no eran más que excusas sin mostrar ningún tipo de empatía hacia quienes iba dirigido la defensa de la propuesta, en este caso un sector de población claramente en una pobreza laboral largamente estacionada, la derecha nunca se posicionará del lado de los más débiles, nunca apostarán por proteger a las capas más desfavorecidas, jamás aprobarán leyes encaminadas a fortalecer el estado del bienestar, y siempre allá donde gobiernen legislarán en favor del que más tiene; en definitiva, la derecha rancia de siempre, en este caso sustentada por una ultra derecha coincidente en los objetivos de recuperar aquellos tiempos donde la política era la gran herramienta para beneficiar a los grandes tenedores de riqueza.

Deja una respuesta