Invertir en educación pública

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Lucía Megía. Ex concejala del PSOE de Aranjuez

En el Pleno del mes de septiembre, la concejala Socialista Laura Hernández,  presentó una propuesta instando a la Comunidad de Madrid “a que empleasen los fondos recibidos del Gobierno central y las ayudas europeas para garantizar la equidad y la educación de calidad, respetando la diversidad del alumnado y la atención individualizada”.

La respuesta de la mayoría de los grupos de la derecha de la Corporación -Partido Popular, Ciudadanos y VOX,- dejó claras sus posiciones, y aunque en sus exposiciones manifiesten su interés por la defensa de la educación pública, acaban por ser palabras vacías sin ningún contenido.

Para dar respuesta a esas manifestaciones, plantearé algunas cuestiones que considero importantes. 

En el artículo 27 de la Constitución se recoge el derecho de todos los españoles y españolas a la educación. 

El punto 2 de ese artículo dice que “la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales”,  también aparece que deben ser los poderes públicos los que garanticen el derecho de todos a la educación. 

En el año 1992 se publicó una Ley Orgánica de transferencia de competencias a las Comunidades Autónomas y, más tarde, en el año 1999, a través de un Real Decreto, quedaron establecidas las funciones y servicios que le corresponden a la Comunidad de Madrid en materia de enseñanza no universitaria.

Es decir, es la Comunidad de Madrid, como administración competente, quien debe proporcionar los recursos humanos y materiales necesarios para garantizar que los alumnos y alumnas reciban una enseñanza con la mayor calidad posible.

Aquí radica el principal problema. Desde hace más de veinte años, la Comunidad de Madrid está gobernada por el Partido Popular y, año tras año, hemos sufrido, a nivel educativo, sus políticas de recortes que, les guste o no escuchar,  afectan gravemente a la calidad de la enseñanza.

¿Es posible que alguien afirme que, con las ratios actuales, los alumnos puedan ser atendidos de forma óptima en su proceso de enseñanza aprendizaje?: 25 alumnos en segundo ciclo de educación infantil y en educación primaria, 30 en educación secundaria y 35 en bachillerato,  ¿pueden ser atendidos de forma óptima en su proceso de enseñanza-aprendizaje?

¿Es posible la atención individualizada con las ratios citadas anteriormente? La individualización es un principio fundamental en educación.

¿Es posible la atención a la diversidad? Lo alumnos son diferentes en capacidades, ritmos de aprendizaje, motivaciones, situaciones socioeconómicas, culturales,  lingüísticas… Uno de los principales objetivos de la educación es dar respuesta a esas diferencias. Así se garantiza la equidad del sistema educativo, proporcionando igualdad de oportunidades sin distinción de género, etnia, religión, condición social o económica.

Por todo lo anterior, resulta indignante escuchar las respuestas de los portavoces de la derecha en el Pleno Municipal a una propuesta del PSOE, cuyo único objetivo es lograr una educación de calidad que asegure la igualdad de oportunidades para todos y todas. 

Es indígnate escuchar a la portavoz de VOX, Begoña Banegas, decir que la Ministra de Educación “no hace nada y tira la pelota a la Presidenta de la Comunidad de Madrid”. 

Las competencias educativas de las enseñanzas no universitarias fueron transferidas a la Comunidad de Madrid hace ya tiempo, pero parece que todavía no se han enterado. Además, que la señora Banegas califique la propuesta de PSOE de “Politiqueo” es increíble. Los políticos hacen política. Es más yo afirmo que vivir es hacer política.

Es indígnate escuchar al Miguel Gómez, responsable de educación en el Partido Popular, decir que el gobierno de la nación no dota de recursos económicos a la Comunidad de Madrid, después de haber recibido más de mil millones de euros de los fondos europeos para inversiones educativas.

Que, además, afirme que “se han dotado a los centros educativos de 13.000 ordenadores”… ¿alguno llegó a Aranjuez? Me consta que al inicio de la pandemia se solicitaron a los centros el nombre de aquellos alumnos que, por falta de recursos económicos, no disponían de equipos informáticos para seguir las clases desde sus domicilios. ¿Cuántos de esos 13.000 se quedaron aquí? Les aseguro que poquitos.

Es indignante que el Delegado de Educación, Diego Lopez de las Hazas, de Ciudadanos, diga que “no va a ser partícipe de la guerra entre PP y PSOE”. Señor Delegado, lo que sí hace usted es la “guerra” con sus socios en el  Gobierno municipal para contribuir a que la educación en nuestra ciudad vaya deteriorándose cada vez mas.

Dice López de las Hazas que las ratios en las aulas son las marcadas por el Ministerio de Educación. Se le olvidó decir que estas ratios son de “máximos”, es decir, donde hay 25, 30, 35 alumnos en las distintas etapas educativas podría haber menos alumnos si la administración competente, Comunidad de Madrid, tuviera la voluntad de hacerlo.

El Delegado de Educación habló de inversiones en los centros de nuestra localidad pero, ¿son suficientes? Debería exigir que desde la Consejería de Educación se vuelvan a poner en marcha los programas para obras de reforma, ampliación y mejora de centros educativos públicos, que hace ya demasiados años dejaron prácticamente sin presupuesto, y aprovechar la transferencia de fondos económicos desde el Gobierno de España. Seguro que serían aplaudidos por toda la comunidad educativa.

La Comunidad de Madrid, curso tras curso, reduce los presupuestos de los centros públicos, no invierte en reformas ni en la adecuación de espacios a las nuevas necesidades, reduce las plantillas de profesorado, aumenta las ratios…

La educación es un proceso por el que se transmiten conocimientos, habilidades, experiencias, valores, formas de vivir  y convivir con los demás… a través de diversas técnicas pedagógicas y siempre contando con el acompañamiento de profesionales cualificados.

Para conseguir grandes logros se debe disponer de recursos con los que, hoy,  la educación pública en Madrid  no cuenta.

La educación es el principal pilar para garantizar el bienestar individual y colectivo, la igualdad de oportunidades y, sin duda, es la mayor riqueza y el principal recurso de un país.

A través de la educación se consigue que los niños y jóvenes actuales sean en el futuro adultos formados, el motor que haga de España un país mejor y nos situé a la cabeza en relación a otros países.

Deja una respuesta