EDITORIAL: Apuesta por la mujer y por el municipalismo

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha realizado una profunda remodelación de su Ejecutivo para afrontar lo que resta de legislatura con las mayores garantías de éxito en la gestión. Es innegable el esfuerzo mayúsculo que todos los Ministros del Gobierno han realizado durante este año y medio largo de crisis sanitaria y económica, como indudable es el gran trabajo que han realizado, enfocando todo su empeño en minimizar los efectos que la pandemia ha tenido en las familias más desfavorecidas, en las PYMES y en autónomos.

Sin duda, decisiones como el aumento del Salario Mínimo, el Ingreso Mínimo vital, los recursos económicos derivados a Comunidades Autónomas y Ayuntamientos o la gestión de los ERTES han sido herramientas que han permitido que los más afectados pudiesen tener un balón de oxígeno fundamental en estos meses en los que el Coronavirus ha afectado, además de a la salud, al sistema económico de este país, un sistema que el Presidente del Gobierno ha gestionado con firmeza consiguiendo unos fondos europeos que nos van a permitir salir de esta crisis con más efectividad y firmeza.

Para ello era imprescindible reforzar el ánimo, la ilusión y la determinación de savia nueva que se va a ver reflejada en los nuevos Ministros y Ministras, que recibirán sus carteras con el objetivo de hacer una España mejor, más sostenible y con mayores recursos para afrontar un futuro que parte con la ventaja de un presente esperanzador que dejan en su legado los Ministros y Ministras salientes.

José Manuel Albares, Pilar Llop, Raquel Sánchez, Pilar Alegría, Isabel Rodríguez, Félix Bolaños, Diana Morant y Miquel Iceta, que cambia de cartera, tienen un denominador común: la juventud y las ganas de poner todo su conocimiento y formación al servicio de un país que necesita de esfuerzos renovados. La decisión de Sánchez es acertada, también, en el protagonismo que le otorga al municipalismo, apostando por figuras Socialistas que han certificado sus éxitos en las políticas locales, que son la base de cualquier acción política que pretenda desarrollarse a nivel nacional. El contacto directo con el ciudadano, el conocimiento de sus problemas, el día a día y ese poso que diverge de la política de calle son esenciales para poder desarrollar proyectos para un país que enfoquen la transversalidad como elemento que se distinga para afrontar el presente y el futuro.

La formación, la preparación y, sobre todo, el compromiso de estos nuevos y nuevas Ministros y Ministras redundarán en las posibilidades que sirvan para hacer crecer a España, para expresar con su trabajo el indudable empeño que pondrán en ello.

José Manuel Albares se hace con la cartera de Exteriores. Diplomático que ha desempeñado su labor, hasta ahora, en la Embajada de París.

Félix Bolaños asume Presidencia, un hombre fundamental en el Gobierno de Sánchez desde la Secretaría General de la Presidencia.

Pilar Llop, que deja la presidencia del Senado, es una mujer que ha dedicado su vida a la lucha contra la violencia de género y que será la responsable del Ministerio de Justicia.

Raquel Sánchez, hasta ahora alcaldesa de Gavà, relevará a José Luis Ábalos al frente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Pilar Alegría, que ganó las últimas elecciones en Zaragoza, asumirá el Ministerio de Educación.

Isabel Rodríguez será la nueva portavoz del Ejecutivo y será la responsable de Política Territorial. Da el salto de la alcaldía de Puertollano a la política nacional.

Diana Morán será la encargada de llevar el Ministerio de Ciencia e Innovación mientras que Miquel Iceta cambia el Ministerio de Política Territorial y Función Pública por el de Cultura y Deportes.

La apuesta de Pedro Sánchez por las mujeres también es notorio, en una imagen impensable hace unos años cuando la fotografía de los Gobiernos de turno no ofrecían otra imagen que la de una inmensa mayoría de hombres. Es una apuesta más por la igualdad, por poner en valor la figura de la mujer y por darle el reconocimiento y la responsabilidad que pueden y deben asumir como figuras imprescindibles para el crecimiento y el desarrollo de este país.

Deja una respuesta