El PSOE cuestiona al Gobierno municipal si está habiendo algún control ante el inminente repunte de contagios por COVID-19 y si se va a llevar a cabo una campaña de concienciación

Montserrat García: «dada la situación, el control de los botellones es fundamental para detener su transmisión, por lo que instamos al Gobierno municipal a que informe y aclare si se está llevando algún tipo de control en la ciudad a este respecto”.

Los datos por contagio de Coronavirus han aumentado en las últimas semanas en Aranjuez, que se ha situado como el segundo municipio de más de 50.000 habitantes con más incidencia de toda la región. La portavoz del grupo Socialista, Montserrat García, ha expresado que “estos datos constatan que, pese a la mejora de la situación epidemiológica gracias a la vacunación, el riesgo de infección sigue presente en la sociedad y, en la actualidad, nuestro municipio vuelve a ser uno de los mas castigados”.

Según datos ofrecidos por la Consejería de Sanidad se ha producido un aumento de contagios entre los jóvenes de 20 a 29 años, con tasas de incidencia que superan los 400 casos por 100.000 habitantes. García sostiene que «dada la situación, el control de los botellones es fundamental para detener su transmisión, por lo que instamos al Gobierno municipal a que informe y aclare si se está llevando algún tipo de control en la ciudad a este respecto”. 

El 20 de septiembre de 2020, el Grupo municipal Socialista denunció “la proliferación de botellones en el municipio” y se  pidió al Gobierno de María José Martínez que pusiese los medios oportunos para controlar esta situación. La delegada de Seguridad, Mercedes Rico, afirmó en la emisora municipal que estos botellones no se estaban produciendo y que solo habían detectado uno. La portavoz Socialista ha señalado que “además de que sus declaraciones fueron poco afortunadas, mintiendo sobre la situación, la delegada de Seguridad se limitó a decir que si sabíamos que se estaban haciendo botellones en nuestro municipio era porque asistíamos a ellos, cuando la realidad es que lo que sucede es que atendemos las quejas y demandas de los ciudadanos, que nos trasladan en qué lugares se están produciendo este tipo de concentraciones, y así se lo trasladé en su día a la propia alcaldesa, pero, por lo que parece, el que no escucha a los vecinos es el gobierno municipal”.  

García ha manifestado que “María José Martínez es la máxima responsable de este municipio y, como tal, debe tomar cartas en este asunto y llevar a cabo esas campañas de concienciación que ya se aprobaron en el Pleno”. La portavoz del grupo Socialista sostiene que “es fundamental actuar ante este aumento de contagios, porque hay un sector que, entre la franja de edad comprendida entre los  59 a 69 años, no han completado su pauta de vacunación”. “Además, -añade García-, María José Martínez tiene la obligación de velar por la protección de la salud y seguridad de los ribereños, por lo que, en un ejercicio de transparencia, tiene que explicar si ha adoptado medidas para vigilar las zonas y lugares de mayor afluencia de personas, evitando así agrupaciones en las que no se cumplan las distancias de seguridad, con el principal objetivo, también, de evitar los botellones que están prohibidos”.

Deja una respuesta