EDITORIAL: La semana fantástica

Como en esos anuncios nocturnos de Teletienda, Ciudadanos ha tratado de vender sin éxito su gestión en el Gobierno municipal durante estos dos años de legislatura.  Las delegaciones de los tres concejales de la formación naranja son un derroche de despropósitos que han provocado que Aranjuez, a día de hoy, continúe sin espacios culturales y sin solución habitacional, con un archivo municipal al que no se tiene acceso y con la educación y el deporte despegándose de una población que demanda servicios públicos sin encontrar amparo político. Pero no se puede olvidar que si los ediles de los socios del Gobierno son nulos en su gestión, la máxima responsable de que esto suceda así no es otra que la alcaldesa de Aranjuez, María José Martínez, incapaz de dirigir a su equipo, que también incluye a los concejales de Ciudadanos, una de ellas, incluso, como Teniente de Alcalde.

Pero si la situación en el Ejecutivo local es indecorosa, con una nula participación también de los integrantes del Partido Popular, que siguen hibernando desde el inicio de la legislatura, el caos, lo inoportuno y la semana fantástica, sin duda, son propiedad privada del delegado de Educación y de Deportes, Diego López de las Hazas, que con el beneplácito de Martínez ha firmado unos días especialmente desafortunados que, por otra parte, comienzan a ser la tónica general de un concejal que si algo está demostrando es un profundo desconocimiento de Aranjuez y de sus necesidades.

De las Hazas dirige dos delegaciones: Educación y Deportes, y ambas compiten entre sí para ver cuál de las dos expresa más claramente la incapacidad de gestión de un concejal que en este último mes ha presentado una enmienda a la totalidad a una propuesta de PSOE, InPar y Unidas Podemos que recogía las sensibilidades, reivindicaciones y exigencias de toda la comunidad educativa, una comunidad a la que el delegado promete y promete para, después, no cumplir nada de lo prometido. El concejal se olvidó en su enmienda, visada y censurada por María José Martínez, de algo tan importante en el sistema educativo como es la ratio ilegal que propone el Gobierno regional, se olvidó de pedir la apertura de aulas que la Comunidad de Madrid va a cerrar, como la del colegio San Isidro, y se amparó en un informe lleno de inexactitudes sobre el que basó una enmienda que en nada se parecía la defensa de la educación pública.

Si nos trasladamos al ámbito deportivo, el concejal del Gobierno ha vuelto a pasear la mentira por la pasarela de las vanidades, tratando de engañar con una publicación en redes sociales sobre el retraso en la apertura de la piscina municipal, tratando de escudarse en actos vandálicos para justificar que, a día de hoy, la piscina del Agustín Marañón siga cerrada, cuando lo que realmente ha sucedido es una avería importante en el sistema de depuración que, además, le va a costar a los ribereños una cuantiosa cantidad de dinero y con un accidente laboral de por medio, sin olvidar que los accidentes laborales son, exclusivamente, responsabilidad de quien gestiona. Nada de esto ha explicado López de las Hazas a los ribereños, con el consentimiento de la alcaldesa, que no ha instado a su concejal a que dé las explicaciones oportunas a quienes les pagan: los ciudadanos.

Tampoco ha escapado de la desidia el césped del estadio de El Deleite, que presenta un estado lamentable un año después de que el Gobierno municipal invirtiese 11.000 euros ante la incapacidad en la gestión de De las Hazas, que ha permitido que se vuelva a secar sin tomar una sola decisión acertada, un despropósito inconcebible que afecta directamente a los intereses de los vecinos que, por otra parte y a través de las AMPAS, le han dirigido un escrito al delegado de Deportes afeando la pésima gestión de los Juegos Escolares que, como ya venimos advirtiendo desde hace tiempo, corren un grave riesgo de desaparición. Además, las AMPAS han dejado en evidencia al delegado, que presumía en el pleno de mantener una buena relación cuando al día siguiente los representantes de las familias afirmaron no saber nada de él en meses, en los que no se ha reunido con ellos, un ridículo más para su hoja de servicios.

Sin embargo, los vecinos de Aranjuez pueden esperar pacientemente las explicaciones oportunas de Martínez y De las Hazas, incapaces de asumir su responsabilidad y con la opacidad por bandera, porque no se las van a dar.

Deja una respuesta