El “espíritu constitucional de concordia”, base para los indultos a los condenados por el juicio del procés

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:PSOE
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El Consejo de Ministros aprobó el pasado martes el indulto a los nueve condenados en el juicio del procés que están en prisión, una medida que se sustenta en el espíritu constitucional de concordia que evita continuar con agravios, reproches y continuar con los problemas territoriales en Cataluña. Ahondar en la búsqueda de nuevas causas o más culpables y seguir con la discordia, como aboga la extrema derecha y la derecha extrema de este país, no generaría más que nuevos conflictos y división entre los ciudadanos. El gobierno de España ha optado por dedicar el tiempo y las energías en tratar de resolver el problema y apostar por la concordia. Durante una conferencia en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, bajo el título ‘Reencuentro: un proyecto de futuro para toda España’, el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, manifestó que «comprendo a la parte de la sociedad catalana y española que se opone a la concesión de estos indultos: personas que se vieron afectadas en su vida cotidiana, en el trabajo, en la familia, con los amigos, por los hechos enjuiciados en la causa del procés, pero también quienes apoyamos la medida de los indultos tenemos razones en las que pesan más las expectativas de futuro que los agravios del pasado. Y en la balanza de las decisiones políticas, el futuro debe importar más que el pasado”. Sánchez señaló que la medida «abrirá el camino y nos dará a todos la posibilidad de comenzar de nuevo y de hacerlo mejor esta vez”. El Ejecutivo entiende que la razón fundamental de los indultos es su utilidad para la convivencia desde el convencimiento de que sacar a estas nueve personas de la cárcel, que representan a miles de catalanes, es un rotundo mensaje de la voluntad de concordia y convivencia de la democracia española. Estos indultos, además, también significan un mensaje dirigido al conjunto de la sociedad catalana y española.. El indulto es una medida plenamente legal y constitucional, que la ley autoriza en razón fundamentada de equidad, justicia o utilidad pública. Se trata de uno de esos instrumentos que sostiene a la Constitución como un ente transversal y que traspasa los límites de la literatura para sostener argumentos como el que nos ocupa. Sánchez entiende que este mensaje es también «para miles y miles de personas que discreparon de su conducta, pero que estiman que ya es suficiente el castigo que recibieron. Con este acto sacamos materialmente de la cárcel a nueve personas, pero sumamos simbólicamente a millones y millones para la convivencia”. El Presidente del Gobierno mantiene que el momento para los indultos es, precisamente, ahora, porque «ha concluido la vía judicial con una sentencia firme del Tribunal Supremo a los líderes del procés, consecuencia de los acontecimientos de septiembre y octubre de 2017, porque el Gobierno está obligado a tramitar y dar respuesta a las peticiones de gracia formuladas desde diversos ámbitos de la sociedad civil y porque el paisaje que nos ha dejado la pandemia nos ha transformado y nos ha recordado hasta qué punto nos necesitamos unos a otros”. Sin duda, el diálogo es un fin esencial para tratar de poner solución al conflicto territorial con Cataluña, además de que el Gobierno de España y el propio Pedro Sánchez cumple con el compromiso de abrir paso a la política, como anunció en el discurso de investidura en 2020”. “Es poderosa la unión que reposa en la Ley, pero es aún más poderosa la unión que se basa en el respeto, el sentimiento y el afecto. Esa es la unión que hoy buscamos, la unión que necesitamos hoy, aquí y ahora. Y esa unión es todavía más fuerte cuando se sostiene en un proyecto común. Y esa es mi idea y mi proyecto para España”.

Deja una respuesta