Plan Anual de Control Financiero

El PSOE votó a favor de la propuesta de InPar para hacer efectivas las necesidades establecidas en el Plan Anual de Control Financiero 2021, mediante la elaboración de un plan de acción. Montserrat García expresó que “en la pasada legislatura, el anterior Gobierno de coalición llevó a cabo un proceso de control sobre ingresos y gastos y se tomaron medidas importantes como la tramitación de numerosos expedientes de prescripción o fallidos que, sin duda, rebajaron el periodo medio de pago. Se elaboró un presupuesto en 2017, por lo que parece con un buen resultado, por lo que está dando de sí, y un Plan de Ajuste realista que, en ese momento, tuvo el visto bueno del Ministerio de Hacienda. Se tomaron decisiones en materia de carencia y se ordenó la deuda municipal. Este Plan de Ajuste, incluso, preveía la creación de empleo con la posibilidad de contratar a 20 operarios de oficios múltiples, empleo que ha estado negando sistemáticamente el Gobierno de PP y Ciudadanos, argumentando el límite de la tasa de reposición. Con la suspensión de las reglas de gasto este límite ya es del 100%, por lo que ya no tienen excusa. El trabajo financiero que realizamos ha dado resultados en 2019 y 2020, contando con remates de tesorería de 3,2 millones y debemos seguir por esta senda y tomar decisiones en este sentido, disminuyendo el periodo medio de pago y que el remanente de tesorería se dedique a inversión y una parte al pago de la deuda comercial. El PSOE no tiene como prioridad, en este momento y en el contexto en el que nos encontramos, el pago de la deuda financiera, si no el mantenimiento de la ciudad, la creación de empleo y ayudas a los ciudadanos y una pequeña parte para el pago de la deuda, porque también ayuda a los pequeños proveedores. Lamentamos la modificación de la propuesta, estábamos más de acuerdo con la propuesta original, porque se comprometían a hacer un Plan y a destinar dinero y, ahora, para tener más posibilidad de que el Gobierno la vote a favor, lo han dejado en un ‘estúdiese, valórese’. Aún así, votaremos a favor”.

García aclaró que “no decimos que pagar deuda sea ir en contra de los intereses de los vecinos, hablamos de prioridades en este preciso momento. ¿Hay que pagar deuda?, sí, la financiera y la comercial. El problema es que el Gobierno ha anunciado que todo el remate, mayoritariamente, se destinará a pagar deuda, y nosotros no estamos de acuerdo, pensamos que ahora, lo que toca son inversiones para el mantenimiento de los barrios, ayudar a los vecinos y crear empleo y otra parte para deuda comercial para empresas medianas y pequeñas y que tienen que afrontar el pago a sus trabajadores y que, evidentemente, necesitan contar las facturas del Ayuntamiento. Claro que estamos de acuerdo en el pago de la deuda, para eso elaboramos un Plan de Ajuste en el que se incluía el compromiso de pagar esa deuda. No somos irresponsables, estamos priorizando, que es lo que hay que hacer en política y por supuesto que estamos de acuerdo con el informe del interventor, que dice que hay que ir amortizando deuda pero no estamos de acuerdo con gastarnos todo el remanente en amortizar la deuda”.

Deja una respuesta