El grupo Socialista presenta una propuesta, junto con InPar y Unidas Podemos, mostrando su apoyo a los centros educativos de Santa Teresa y San Isidro ante el cierre de aulas en ambos centros

Laura Hernández: “es necesario seguir reivindicando la Educación Pública y mucho más en este momento en el que la Comunidad de Madrid va a volver a recortar en centros públicos de nuestra localidad como Santa Teresa o San Isidro, que vuelven a perder un aula cada uno a pesar de existir una demanda que evidencia que esas aulas deberían seguir abiertas”.

El grupo municipal Socialista presentará una propuesta a Pleno, junto con Iniciativa por Aranjuez y Unidas Podemos, para qe el pleno de la corporación manifieste su apoyo a las comunidades educativas de los colegios públicos Santa Teresa y San Isidro, que han visto recortada su oferta educativa para el próximo curso. Además, la propuesta incluye Que se reclame a la Consejería de Educación el diálogo necesario, no solo con la comunidad educativa de estos centros, sino con el propio Ayuntamiento, como parte activa del proceso de escolarización, tomando en consideración, antes de diseñar la oferta educativa, las propuestas y ajustes que éste, a través de la Delegación de educación, y su órgano de participación, que es el Consejo Escolar Municipal, demanden. También se reclama la reapertura inmediata de las dos aulas cerradas, la unidad de tres años del CEIP Santa Teresa y una de 1º de Primaria en el CEIP San Isidro, que se abran todas las aulas que sean necesarias para evitar ratios claramente ilegales durante todo el curso y que se asegure el número de docentes necesarios para garantizar una atención educativa adecuada a todos los alumnos de Aranjuez.

La concejala Socialista ha expresado que “los grupos progresistas entendemos que es necesario seguir reivindicando la Educación Pública y mucho más en este momento en el que la Comunidad de Madrid va a volver a recortar en centros públicos de nuestra localidad como Santa Teresa o San Isidro, que vuelven a perder un aula cada uno a pesar de existir una demanda que evidencia que esas aulas deberían seguir abiertas”.

Un informe publicado por CCOO el 1 de junio denunciaba el cierre de 92 unidades y la pérdida de 1.843 plazas educativas públicas, todo ello sin escuchar ni la demanda de las familias, ni las solicitudes de los centros ni las peticiones de los Ayuntamientos, como es el caso de Aranjuez. Hernández ha señalado que “con estos datos no se garantiza la libre elección de las familias, que ven como año a año se reduce la oferta en centros públicos sin ninguna razón que lo justifique”. Esta situación niega a los colegios públicos la posibilidad de mantener líneas estables a lo largo del tiempo y se genera inseguridad cuando, incluso, se recorta la oferta de plazas públicas en centros con una demanda acreditada y sostenida en el tiempo, mientras que no se hace en centros concertados, aún en el caso de que no hayan cubierto ni la mitad de la demanda en años anteriores.

La edil Socialista sostiene que “el fin del Gobierno regional no es otro que el de redirigir la oferta hacia los centros concertados con una política de hechos consumados y decisiones claramente injustas, discriminando la educación pública en beneficio de la concertada”.

El informe elaborado por CCOO revela que que en el presente proceso de admisión, 20.676 alumnos no obtendrán plaza en el centro público elegido en 1ª opción y 10.373 de ellos no tendrán plaza pública en su distrito o localidad, a pesar de haberla solicitado. También se pone en evidencia un desequilibrio territorial de la escolarización en la región, perjudicando, especialmente, a la zona sur de la Comunidad de Madrid.

Otro informe, encargado a la permanente del Consejo Escolar de Aranjuez y elaborado por cuatro de sus miembros, expresa que, por segundo año consecutivo, en la planificación inicial de la Consejería se reducían 50 plazas de 3 años en dos centros públicos de la localidad: San Isidro y Carlos III. Este año la reducción se hizo antes de iniciarse el proceso de admisión y sin fundamentarla en ningún criterio objetivo, pues cuando baja la natalidad (único dato que se aportó como pretendida justificación), baja para todos y no se puede saber de antemano hacia donde se dirigirá la demanda. 

En la propuesta presentada por los tres grupos progresistas se expresa que “tras este intento de influir en las demandas de las familias, ha quedado claro que la planificación de la Consejería fue un error, y tanto el elevado número de solicitudes como la presión de las familias han obligado a la Dirección de Área a reabrir el aula que pretendía cerrar en el Colegio Público Carlos III. Pero, como contrapartida, y para no dar su brazo a torcer, decretó el pasado 31 de mayo el cierre de un aula de 3 años en el colegio Santa Teresa, que había ofertado 50 plazas y había recibido 29 solicitudes. Se cerró el aula en mitad del proceso, sin esperar a la lista de admitidos que debía incluir tanto a los que lo solicitaron en 1ª opción como a aquéllos que lo hicieron constar como 2ª o sucesivas opciones”. 

Por otro lado, el informe señala que un total de 9 aulas de las 54 existentes en 4 años, ya superan el máximo legal antes de comenzar el curso y, con las incorporaciones de alumnos a lo largo del curso, la situación de las aulas en primaria es extremadamente preocupante, puesto que un número elevado de ellas contarán con ratios por encima del máximo legal, llegando incluso a ratios de 30,75 alumnos en alguna de ellas. Hernàndez ha señalado que “el aumento de la ratio en los centros escolares públicos es un problema que viene de lejos y que, además, se agrava en los periodos extraordinarios ya que Aranjuez tiene un alto índice de escolarización extraordinaria durante todo el año y no podemos olvidar que durante este curso se han escolarizado en este apartado 382 alumnos”.

Propuesta Educación InPar- UP- Psoe

Deja una respuesta