PLENO: Plan de Recuperación

El grupo Socialista votó en contra de la propuesta presentada por el Partido Popular para instar al Gobierno de España a anular las subidas de impuestos que han entrado en vigor en 2021 y a no poner en marcha los aumentos y nuevos tributos incluidos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia enviado a Bruselas. Benito señaló que “el Gobierno local está más preocupado en hacer oposición al Gobierno de España que en resolver los problemas de los ciudadanos de Aranjuez. Desde la responsabilidad que ocupan, y con el dinero de todos, ponen su esfuerzo en ese tacticismo partidista que ha impuesto el PP desde Génova para hacer ruido y desgastar el gobierno de España. Lo único que les import es marcar una campaña electoral hasta las próximas Elecciones Generales, importándoles muy poco el estado de los españoles, anteponiendo sus intereses partidistas. El PSOE apoya sin fisuras al Gobierno de España y el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia. Vuelven a evidenciar que son un partido tramposo y mentiroso y que son un partido que va en el sentido contrario a las recomendaciones que propone la OCD y del nuevo líder de EEUU, Joe Biden, que ha anunciado un programa de gobierno progresista donde antepone el gasto social y en estado de bienestar y para ello propone medidas de ajuste en los ingresos, más allá incluso, que los aprobados por el gobierno de España. Algunas de las medidas que propone el plan ya han sido planteadas por gobiernos del PP y en 2012 hicieron la subida de impuestos más abusiva, que tuvo un impacto muy negativo para las clases trabajadoras y más desfavorecidas. Las subidas de impuestos que propone el gobierno progresista van en la línea que propone la OCD. La pandemia ha demostrado que solo con un sistema público potente, que llegue a todos los ciudadanos por igual es la única manera de combatir cualquier desastre y reponernos lo antes posible períodos igual y al mismo tiempo. La diferencias crecientes entre los que más ganan y los que menos está poniendo en riesgo la estabilidad global y el estado de bienestar. Cada vez son más ricos los ricos y las clases medias están dejando de serlo para convertirse en una clase más empobrecida, hundiendo a los más desfavorecidos, por lo que es necesario abordar el futuro con esos planteamientos como lo está haciendo con este Plan el gobierno de España, que es un gobierno de izquierda con el componente de luchar por la justicia social y a redistribución de la riqueza, con un estado de bienestar con las mismas oportunidades y las mismas garantías y para ello es necesario estas medidas impositivas, haciendo que los que más ganan colaboren con nuestro país. Y la presión fiscal está centrada en los que más tienen».

Para Benito, “el efecto en las clases trabajadoras y en las Pymes va a ser mínimo y va a permitir recaudar en 2021 cerca de 5.500 millones de euros, ingresos que se van a destinar a mejorar la vida de los españoles, principalmente de los que peor lo están pasando y para mejorar nuestro sistema público. La pandemia ha mostrado carencias para atender un estado de bienestar fuerte, con más ciudadanos que puedan disfrutar de él. Tenemos un estado de bienestar mermado por la crisis de 2010 y los recortes del Partido Popular. Cómo no vamos a estar dea cuerdo en incrementar en dos puntos el tipo impositivo de la base imponible general cuando se superen unos ingresos de 300.000 euros. 

En lo referente al Impuesto sobre el Patrimonio, también estamos de acuerdo en incrementar la tarifa en un punto para las bases liquidables superiores a 10 millones de euros y eliminar la posibilidad de dejar exentos en el Impuestos sobre Patrimonio a los seguros de vida en los que el tomador no tenga la facultad de ejercer el derecho de rescate total en la fecha de devengo del impuesto. También estamos de acuerdo en las medidas sobre el Impuesto de Sociedades, que incluye la limitación al 95% en la exención sobre dividendos de las filiales y a las empresas con ingresos superiores a 40 millones, medida que afecta solo a la actividad de las empresas y que no tiene impacto sobre las personas físicas. También estamos de acuerdo con la tasa Google, un impuesto que grava un 3% a las empresas que superen los 750 millones de euros en ingresos a nivel mundial que tengan una facturación en España de más de 3 millones de euros. 

En Madrid, después de 26 años de Gobiernos de PP los resultados son reportes en el mantenimiento del sistema público, corrupción y una acusación de la OCD de ser un paraíso fiscal interno que atrae a contribuyentes ricos y con bajos impuestos. Esa es la política fiscal del PP”.

Deja una respuesta