Carmen Zamorano, en nuestra memoria

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:PSOE
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

“Ella escribió que la memoria es frágil y el transcurso de una vida es muy breve y sucede todo tan deprisa que no alcanzamos a ver la relación entre los acontecimientos, no podemos medir la consecuencia de los actos, creemos en la ficción del tiempo, en el presente, el pasado y el futuro, pero puede ser también que todo ocurre simultáneamente.” Isabel Allende

El tiempo pasa muy deprisa, tan deprisa que se abraza a un reloj sin agujas. Esta crisis sanitaria agota los resquicios de los anhelos, dibuja un futuro incierto y nos convierte en cómplices de la esperanza. Ha pasado más de un año desde que este maldito virus convive con nosotros, en nuestras casas, en los comercios, en los locales, en los colegios, en los teatros, en los hospitales. Toda una lección de vida que nos debe hacer más fuertes, todo un ejercicio de futuro que nos lega el derecho a sentirnos tristes y alegres a un mismo tiempo. Las certezas se escriben en renglones torcidos que tratamos de enderezar con el alma de los que luchan, con el recuerdo de quienes sufrieron para dejarnos un mundo mejor, más libre, más justo, más amable. Quienes hoy trazamos la lógica de los valores no podemos olvidarnos de quienes nos han dejado a lo largo de estos meses, personas fundamentales para el transcurrir de los días, para que las horas sigan esculpiendo ese boceto de igualdad que siempre persiguieron. La memoria de los justos prevalecerá siempre por encima de cualquier dislexia ideológica. Algunos se fueron por este Coronavirus, otros porque la vida se les agotó, pero todos dejaron un poso de esperanza al que debemos aferrarnos. Y de entre todas esas figuras emerge el corazón de Carmen Zamorano, que ya hace un año que se marchó, un año en el que a pesar de la voracidad del tiempo no nos permite caer en el olvido. Luchadora de derechos e igualdades, musa de este espectro Socialista que se erigió en la primera mujer que obtuvo un acta de concejala en el Ayuntamiento de Aranjuez, todo un símbolo para generaciones futuras que marcó el rumbo de los derechos de las mujeres en esta ciudad. Por toda su trayectoria, el Partido Socialista renombró sus tradicionales Premios de la Igualdad colgándoles la etiqueta de ‘Premios a la Igualdad Carmen Zamorano’, porque su figura merecía entrar en los anales de la historia de este partido en Aranjuez. Su persistencia, su tesón, sus fuerzas, emergieron sobre cualquier atisbo de desfallecimiento que la historia no le ha podido negar. Carmen fue y sigue siendo ese espíritu que nos hace sentirnos orgullosos de nuestros principios, de nuestros ideales, de nuestros valores. Lamentablemente, debido a la crisis del COVID-19, no hemos podido celebrar nuestros tradicionales Premios a la igualdad, pero el corazón Socialista sigue latiendo fuerte en la memoria para recordar a Carmen, a su eterna ambición por lograr que las mujeres tuviesen el reconocimiento que merecen y ocupasen el lugar que les corresponde en la historia. Hace un año que te fuiste sin marcharte, Carmen, porque el alma Socialista seguirá tus pasos para seguir en esta lucha, porque ya sabemos que “la única lucha que se pierde es la que se abandona”, y eso nos lo inculcaste desde la fuerza que siempre te acompañó.

Deja una respuesta