EDITORIAL: Regresar al camino

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Que a los diferentes Gobiernos del Partido Popular en la Comunidad de Madrid nunca les ha preocupado Aranjuez es un hecho constatable. Que Isabel Díaz Ayuso ha agravado esta realidad es una evidencia que no se puede justificar de ninguna manera. La Presidenta en funciones de la región ha visitado dos veces Aranjuez en esta legislatura. En su primera ocasión plantó un árbol y realizó declaraciones sobre Arganda. En la segunda ocasión celebró una Junta de Gobierno tras la que anunció inversiones muy antiguas referentes a Planes de Inversión atrasados, como viene siendo habitual.

Durante la pasada legislatura, el Gobierno de Aranjuez, liderado por el Partido Socialista, emprendió varios proyectos que el Gobierno regional bloqueó de manera sistemática, amparándose en una tediosa burocracia que retrasaba una y otra vez cualquier tipo de inversión. Además, contó con la inestimable colaboración de la actual alcaldesa, María José Martínez, que recorría los pasillos de la Asamblea de Madrid tratando de boicotear cualquier iniciativa Socialista hasta conseguir que se retrasase o se descartase de manera extraoficial. Curiosamente, esta burocracia ha desaparecido desde que Martínez alcanzó el sillón municipal tras una maniobra orquestada que perpetró Ciudadanos con una traición histórica a pocos minutos de la celebración del Pleno de investidura. Por eso algunos, solo algunos, de los proyectos del PSOE en la anterior legislatura están viendo la luz, como los Planes de Asfaltado.

El Partido Popular siempre ha ninguneado a Aranjuez, bien porque en el Gobierno local gestionaba la izquierda, bien porque cuando le ha tocado a la derecha de María José Martínez nunca ha reclamado nada a sus mayores, con una benevolencia que ha perjudicado a los ciudadanos de este Real Sitio, que viene sufriendo los desmanes de un partido, el Popular, que nunca apostó por el presente y el futuro de esta ciudad. El Partido Socialista consiguió en la pasada legislatura 15 millones de euros para esta ciudad, entre los PIR y los Fondos Europeos EDUSI, unas inversiones que debían haber servido para garantizar el crecimiento de un municipio que necesita de ese impulso que la derecha nunca le ha proporcionado.

La derecha de Díaz Ayuso, más derecha que nunca, se ha dedicado sistemáticamente al populismo, a los anuncios que embelesan, a las promesas incumplidas, a los proyectos olvidados. La prueba más viral de esta afirmación es la visita a Aranjuez de la número tres de la lista por Madrid para las próximas Elecciones del 4 de mayo, una visita al comercio y a la hostelería de esta ciudad para poner buenas sonrisas y pocas razones, puesto que, hay que recordar, que la Comunidad de Madrid ha sido la única Comunidad que no ha destinado ayudas directas al comercio y a la hostelería, despreciando 600 millones impulsados por el Gobierno de Pedro Sánchez por un capricho de convocatoria de elecciones con el único objetivo de quitarse del medio a su socio de Gobierno, Ciudadanos, y reemplazarlo por la extrema derecha.

Ni a Díaz Ayuso ni a María José Martínez les ha preocupado nunca Aranjuez, nunca apostaron por proporcionar recursos ni en Sanidad ni en Educación, ni tan siquiera en esta época de pandemia que está asolando a este país y a esta región. Las únicas inversiones que han llegado hasta esta ciudad han sido las que ha habilitado el Gobierno de España y las que han acordado los grupos políticos municipales y los agentes sociales con los pocos fondos que este Ayuntamiento disponía. La Comunidad de Madrid siempre ha mirado para otro lado cuando se trataba de esta ciudad, tratando de culpar al Gobierno nacional, eximiendo la responsabilidad y las competencias que les cuelgan el cartel de “incapacidad permanente” para la gestión. 

Por eso es tan necesario un cambio, para que proyectos como el del acceso Sur o el de la calle Oropéndola no duerman en cajones vacíos desechados tanto por el Gobierno municipal como el local, para que haya inversiones que hagan crecer a esta ciudad, para que la Comunidad de Madrid asuma su responsabilidad con el Centro Cultural Isabel de Farnesio, para que se incluyan en los Planes de Inversión proyectos como el Centro Cívico de Las Aves, o los Sotos Históricos, o la rotonda de la N-305, imprescindible para iniciar el recorrido que Aranjuez merece, que Aranjuez necesita.

Ese cambio solo puede conseguirse con la participación, porque los ciudadanos deben manifestar que están cansados de yacer en el olvido del Partido Popular, que no invierte, que no gestiona recursos públicos, que vende vivienda a fondos buitre y que desaloja la ilusión del futuro de los ribereños. Es momento de que Aranjuez sea tenido en cuenta, que se incluya a esa ciudad en proyectos importantes medioambientales, para que recupere la autoestima y para que avance por un camino del que el Partido Popular lleva años apartándonos.

Deja una respuesta