Abstención en la propuesta de las viviendas de SAVIA

El PSOE presentó una enmienda, que no se aprobó, a la propuesta presentada por InPar y Unidas Podemos sobre las viviendas públicas de SAVIA. La enmienda trataba de incorporar un aspecto de la propuesta, de la que en general el PSOE estaba de acuerdo, “pero que precisa incorporar lo que nos unió en el anterior mandato”, señalo David Estrada.No podemos aceptar en la propuesta que se valore de nuevo la necesidad o no de enajenar vivienda. En el Plan de ajuste de 2017 impulsado por PSOE e INPAR primó la necesidad apuntada por los servicios sociales y el equilibrio presupuestario. El Plan de ajuste de 2019 del PP, fue votado en contra por PSOE e INPAR por diversos motivos; los fundamentales; no se contemplaba reserva de vivienda social y tampoco la contratación de empleados como sí se incorporaba en el anterior Plan de Ajuste. En este sentido, a la hora de preparar el Plan de ajuste de 2017 y la incorporación del patrimonio de SAVIA en el Ayuntamiento de Aranjuez, los Servicios Sociales visitaron las viviendas para ver si se adoptaban a las necesidades de los demandantes; solo decir que en esos momentos había 93 solicitudes de vivienda especial. 

Hay que recordar que es la CMA la competente, pero esta valoración la efectuó el Ayuntamiento. Ahora por desgracia no hay menos solicitudes, y, seguramente, los servicios sociales propondrían que se destinaran todas las viviendas municipales a esta necesidad. Nuestra voluntad con esta enmienda es que el criterio de 2017 siga en pie, un criterio de reserva de viviendas que tuvo el visto bueno de los técnicos y del Ministerio de Hacienda. Queremos buscar lo que nos unió en 2017, así como la coherencia y el compromiso político de 2017. La Cuenta General de 2019 ha sido buena y se ha adelantado que la de 2020 será mejor, por lo que esta enmienda para continuar con el compromiso mínimo de adscripción de viviendas a servicios sociales tendría todo el sentido”.

Sobre la propuesta, Estrada expresó que “no se imaginan la gestión a la que hubo que hacer frente para liquidar esa empresa y no perder el patrimonio público, para intentar respetar los derechos adquiridos de arrendatarios y para evitar que Liberbank y Fondos Buitre se hicieran con ese patrimonio. Lo que nos encontramos en SAVIA en 2011 fueron la cuentas sin aprobar, sin depositar, cargos sin actualizar, cargos de préstamos vencidos por cientos de miles de euros, y en cuatro años tuvimos que declarar el Concurso de Acreedores para no perder todo el patrimonio. Desde nuestro Gobierno se trabajó con los arrendatarios para intentar, de algún modo y respetando la ley, para que se cumpliera ese fin que habían contratado. Pero lo más lamentable es que los vecinos siguen pagando, ustedes lo siguen liquidando, lo siguen contabilizando con la opción a compra y aunque estos vecinos siguen pagando su comunidad de propietarios, ustedes llevan casi dos años sin abonar esas cuotas”.

Deja una respuesta