El Grupo Municipal Socialista pondrá en conocimiento de la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid la ingente cantidad de contratos menores realizados durante el ejercicio 2020 y su posible uso recurrente

Óscar Blanco ha lamentado “la sumisión prolongada de Acipa con el actual Gobierno municipal, al que todavía no ha cuestionado por la realización de estos contratos a diferencia de la anterior legislatura donde acabar con ellos parecía ser vital”.

El Gobierno municipal de Partido Popular y Ciudadanos, sostenido por VOX y Acipa, realizó durante el año 2020 157 contratos menores, de los que más del 40% podrían catalogarse como recurrentes, por lo que deberían haberse licitado. Con la nueva Ley de Contratación de los Servicios Públicos, publicada en el BOE el 8 de noviembre de 2017, este tipo de contratos, habituales hasta entonces en todas las administraciones, pasaban a requerir licitación, por lo que el Partido Socialista, en la pasada legislatura, comenzó un trabajo ingente para licitar la mayoría de ellos, dejando otro tanto preparados para la actual legislatura. Para el concejal Socialista Óscar Blanco “este importante número de contratos menores llama la atención, porque si ya dejamos licitados o preparados para su licitación la mayor parte de este tipo de contratos es, al menos, cuestionable que el actual Gobierno municipal haya realizado esta cantidad tan inusual”.

El grupo municipal de Acipa criticó y cuestionó durante toda la pasada legislatura que el Gobierno progresista realizase estos contratos menores, “llegando, incluso, a acusarnos de privatización por contratar cloro para la piscina municipal, como si el Ayuntamiento dispusiese de un laboratorio para fabricarlo”, ha expresado Blanco, que ha lamentado “la sumisión prolongada de Acipa con el actual Gobierno municipal, al que todavía no ha cuestionado por la realización de estos contratos a diferencia de la anterior legislatura donde acabar con ellos parecía ser vital”. Para el concejal Socialista, “es una prueba más de que este grupo, que se autodefine como independiente, es un pilar más del gobierno municipal de María José Martínez y que en la supuesta negociación, ACIPA no le impuso al gobierno condición alguna, a pesar de haber acordado supuestamente sobre la base de un documento que como se está demostrando sólo era una excusa de cara a la galería”. 

El concejal Socialista sostiene que “esta actitud, igual que las denuncias públicas que hicieron durante todo mandato progresista de la situación de la limpieza y mantenimiento de la ciudad, y que en la presente legislatura ha desaparecido a pesar de que la situación de Aranjuez es caótica en este aspecto, ponen de manifiesto que Acipa no tiene como objetivo la defensa de los intereses de los ciudadanos, sino que más bien su objetivo siempre ha sido que Aranjuez estuviese gobernado por la derecha, una ideología de la que ya les es complicado desligarse, y no por el Partido Socialista, al que muestra, sistemáticamente, su animadversión”.

Por otra parte, desde el Grupo Municipal Socialista se han estado revisando los contratos menores licitados durante el pasado año, “y resulta sorprendente que no sólo haya contratos recurrentes, sino que también sean varias empresas los adjudicatarios recurrentes de un buen número de estos contratos menores. Ante esta situación, el Grupo municipal Socialista ha anunciado que esta situación la pondrá en conocimiento de la Cámara Especial de Cuentas para que los audite”. 

“Y mientras tanto seguiremos esperando a que Acipa, que presume de influir en el Gobierno municipal, ejerza como un pilar más del gobierno y dé las explicaciones que justifiquen su silencio antes esta situación”, ha finalizado Blanco.

Deja una respuesta