El Gobierno de Martínez y sus socios protegen a las dos tenientes de alcalde a pesar de quedar demostrada la negligencia en la gestión el Centro Cultural

Óscar Blanco: “el PSOE está estudiando acciones legales para llevar este asunto a los tribunales y que la justicia dirima si hubo una negligencia grave al no tomar medidas de prevención en la gestión del Centro Cultural Isabel de Farnesio ante la llegada del temporal Filomena”.

El Gobierno municipal, apoyado en sus socios de Gobierno, VOX y Acipa, y en la abstención de InPar y Unidas Podemos, ha vuelto proteger, en este caso, a sus dos tenientes de alcalde, Miriam Picazo, delegada de Obras y Servicios, y Nerea Gómez, delegada de Cultura, ante la nefasta gestión, que desembocó en una grave negligencia, en la gestión del Centro Cultural Isabel de Farnesio ante la falta de previsión por la llegada del temporal Filomena, derrumbándose parte de la cubierta del edificio que, de haberse producido en otra franja horaria, pudiera haber provocado daños contra la integridad física de trabajadores, usuarios o vecinos que transitaran por la zona. 

El Grupo Socialista pedía en su propuesta el cese de las dos tenientes de alcalde al tener conocimiento, a través de un escrito registrado por la Sección Sindical de CCOO en el Ayuntamiento de Aranjuez, de fecha 10 de diciembre de 2020, de varias incidencias en la fachada y el tejado del Centro Cultural Isabel de Farnesio. En el escrito, la sección sindical informaba que el día 9 de diciembre de 2020 recibieron comunicación del director del Centro Cultural, en un escrito dirigido a la delegada de Prevención de CCOO, de una intervención de los Bomberos en el centro. Además, se les informó que se había dado traslado a la delegada de Obras y Servicios, Míriam Picazo, así como a la concejala de Cultura, Nerea Gómez, y también a la alcaldesa, María José Martínez y a los Servicios Técnicos municipales.

El comunicado expresaba que por incidencia se podía calificar como riesgo laboral grave o inminente todo aquel riesgo para la salud de los trabajadores y usuarios del Centro Cultural. Además, rogaban al Gobierno municipal que se adoptasen urgentemente las medidas oportunas para su resolución en base a la ley del Derecho a la Protección frente a los Riesgos Laborales. “Además, el Técnico municipal y Director del propio centro ya trasladó a las dos Tenientes de Alcalde y al comité de Seguridad y Salud el jueves 26 de noviembre de 2020, la caída de placas de la cubierta que cubren los canalones del techo del centro, recordando que un mes antes ya había habido una intervención de bomberos saneando un esquinazo del primer patio, indicando también que 15 días antes cayó una placa en el segundo patio”, ha expresado el concejal Socialista Óscar Blanco. 

Blanco manifestó que “no hablamos de que la situación del edificio, alargada en el tiempo, sea responsabilidad del Gobierno municipal, no pedimos el cese por no actuar sobre el edificio si no  por la situación que se estaba produciendo en las últimas semanas, de las que alertó el director del Centro Cultural y confirmaron los técnicos municipales”. 

El concejal Socialista ha criticado que “no se nos hayan remitido los informes, como sí ha hecho el Gobierno municipal con el resto de grupos, aunque hemos hecho nuestro trabajo y conocemos esos informes, y por supuesto que conocíamos que hubo actuaciones el 11 de diciembre en el edificio, pero esos informes, que han remitido a todos los grupos menos al nuestro, responden solo a una pregunta de la delegada y esa pregunta es si se podían hacer las actividades de navidad en los patios del centro cultural y que se respondiese sobre los espacios que eran susceptibles de utilización y cuáles no y eso es sobre lo que informa el técnico, no sobre el estado del centro o sobre el perímetro». 

Blanco señaló que “lo que dice el técnico es que se debe habilitar en los patios, por prevención, un pasillo central seguro, dejando los alerones al margen para evitar posibles desprendimientos porque expresa, literalmente, que las deficiencias persisten a pesar de haber retirado los elementos móviles del tejado, confirmando así la necesidad de actuar preventivamente en todo el edificio». El concejal Socialista sostiene que “además, el propio director, en el informe posterior, dice que esos elementos se pueden volver a soltar y que, por lo tanto, hay que inspeccionar de manera continuada la cubierta del centro”. 

Por otra parte, Blanco mantiene que “desde el Gobierno municipal se están mezclando las cosas. “Hay que separar el aspecto de que es cierto que nadie podía predecir el incidente, pero también es cierto que sí era sencillo predecir los desprendimientos habituales de las cornisas y elementos móviles del tejado, que podrían caer tanto al interior como el exterior del edificio y sobre eso es sobre lo que no se actuó desde el primer momento. Ahí es donde está la negligencia. Si se hubiera sido prudente y se hubiera asegurado el perímetro, hubiera dado igual a la hora que hubiera ocurrido el incidente porque el entorno habría estado asegurado”.

Para concluir, el concejal Socialista recordó que “el día anterior a los hechos, la portavoz de nuestro Grupo Municipal, alertó al gobierno sobre la situación de tres edificios municipales y se les pidío que ante la tormenta que venía se actuase preventivamente. No se nos hizo caso a pesar de haber actuado con absoluta lealtad. Sin embargo, se ha cuestionado por qué se quiere tapar esta negligencia desde el gobierno y los partidos que le apoyan desde la oposición y ha anunciado que “tanto la negativa a facilitarnos los informes como si ha habido o no negligencia, lo aclararán los tribunales, porque es nuestra lealtad a de ser con los ciudadanos y por responsabilidad debemos ponerlo en manos de la justicia”.

Deja una respuesta