EDITORIAL: Voluntariado frente a gestión

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:PSOE
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El populismo es el uso de medidas de gobierno destinadas a ganar la simpatía de la población, particularmente si ésta posee derecho a voto. Uno de los máximos exponentes del populismo en el Gobierno municipal es el concejal miembro del gobierno y portavoz de Ciudadanos Diego López de las Hazas. El edil liberal, en un alarde de despliegue que él mismo debe entender sin precedentes, ha sido inmortalizado en varios centros educativos de la ciudad -pala en mano- ayudando a quitar la nieve en estos días tan convulsos para la ciudad de Aranjuez. No se le critica a de las Hazas el hecho en sí, es más, como ciudadano podría ponerse un aprobado alto. Sin embargo, el portavoz de Ciudadanos obvia un asunto de máxima relevancia: Aranjuez no necesita concejales que cojan una pala, necesita concejales que eviten que sus vecinos tengan que cogerla. Por lo tanto, en la gestión, el suspenso es absoluto, como absoluto es el fracaso en la gestión de todo el equipo de Gobierno. 

Porque el concejal del Gobierno, igual que el Ejecutivo del que forma parte, debería haber sido previsor, porque avisados estaban de ello por parte de las autoridades competentes. El Gobierno municipal que dirige María José Martínez debería haber tenido dispuesto acopio de sal para esparcirla, incluso, antes de que llegase la nevada. Porque debería haber tenido dispuestas las máquinas que están incluidas en el contrato de Higiene Urbana para estos menesteres y comenzar a utilizarlas en el inicio de la nevada y no cuando ésta se ha convertido en hielo, lo que provoca la imposibilidad de retirarla con eficacia. Y porque debería tener dispuesto un operativo para actuar en las calles de manera inmediata, algo que no ha hecho.

Aranjuez no necesita concejales que cojan una pala, necesita concejales que eviten que sus vecinos tengan que cogerla

Parecen olvidar desde el Ejecutivo local que existe una profunda diferencia entre el voluntariado y la gestión. El voluntariado se expresa desde la solidaridad y de manera desinteresada, como así han mostrado muchos vecinos de Aranjuez, mientras que la gestión se paga y los vecinos exigen que sus representantes del Gobierno municipal actúen desde la coordinación y desde la planificación, no desde la solidaridad que ya viene implícita en cada uno de los seres humanos que la tengan. Además, resulta curioso que el máximo representante de la Educación pública en el municipio actúe desde el voluntariado en los centros públicos mientras que su partido, con su propio beneplácito, blinda a los centros privados y concertados, como ha demostrado hace unos días su líder en Madrid Ignacio Aguado. Es una clara definición de cómo entiende la derecha la gestión pública y la privada. A lo público, el abandono mientras que a lo privado le dotan de recursos… con dinero público.

Al Gobierno municipal se le ha juntado la crisis meteorológica con la crisis sanitaria y en ninguna de las dos está dando respuestas acertadas. Incluso en alguna ocasión han entrado en la contradicción, como cuando afirmaron que no iban a repartir sal para, después, anunciar lo contrario. Con los datos de contagios por las nubes en el municipio, a Martínez y a su desaparecido concejal de Sanidad, González Granados, se les ha pasado por completo la gestión sanitaria, apurando a ultima hora alguna publicación en redes sociales recordando las medidas que deben tomar los ciudadanos y sin tomar ninguna decisión que ayude a paliar los datos que sitúan a Aranjuez en el ranking de los municipios más castigados por el COVID-19 en toda España, en ciudades de más de 40.000 habitantes, lo que significa que nuestro municipio está cuatro veces por encima de la tasa de incidencia de riesgo extremo por contagios de Coronavirus. Debería recordar el actual delegado de Salud las acusaciones, durante la pasada legislatura, a nuestra delegada de Medio Ambiente a la que acusaba, intencionadamente, de no poseer los conocimiento suficientes. Tal ve sea el momento de que González Granados se mire en su propio espejo respecto a su gestión en Sanidad, de la que nada se sabe hasta la fecha.

Si nos atenemos al temporal, lo único que ha hecho el Gobierno municipal desde el inicio de la borrasca ha sido ofrecer datos sobre un dispositivo que, según hemos podido comprobar y, más aún si cabe, con lo que nos han trasladado los vecinos de muchos de los barrios de Aranjuez, no ha sido el que han sugerido. El Partido Socialista ha mostrado lealtad absoluta desde el inicio de la pandemia con la ciudad y con los ciudadanos, trasladando proposiciones al Ejecutivo para tratar de paliar los efectos del temporal, pero lo que no puede hacer este partido es permitir que a los vecinos no se les ofrezca una información veraz de lo que está sucediendo en Aranjuez, no podemos ser cómplices de las irresponsabilidades de un Gobierno que nos ha tenido al lado desde el inicio de Filomena.

El sello que está caracterizando a este Gobierno municipal desde el inicio de la legislatura es el de la desaparición, con un gusto por la falta de planificación que está haciendo mella en la ciudad. Ni la alcaldesa ni sus concejales están dando muestras de firmeza. María José Martínez se ha limitado a alguna aparición en los medios de comunicación locales para tranquilizar por el temporal que llegaba y para quitarle hierro al asunto de los contagios en la ciudad. Su concejal de Sanidad no ha aparecido desde el inicio de la crisis de la pandemia y poco o nada se ha sabido del resto de concejales del equipo de Gobierno.

El caso es que han ido actuando de manera improvisada, según le iba trasladando el Partido Socialista peticiones que afectaban a la ciudad o según les iban llegando demandas ciudadanas y esa es una manera de actuar que lo que demuestra es una falta de coordinación, una desidia y una falta de planificación que hacen que la ciudad dependa de un grupo de personas que se podrían definir como incapaces. Y todo ello sin contar con la complicidad de los dos partidos políticos que les posibilitan el Gobierno: Acipa y VOX, dos formaciones que aún no han expresado absolutamente nada sobre la gestión del gobierno tanto en la crisis sanitaria como en la meteorológica.

Deja una respuesta