Los Servicios Públicos, pilares del Estado del Bienestar

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Montserrat García

Portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Aranjuez

Cuando se producen circunstancias, que modifican sensiblemente las situaciones que podemos llamar de normalidad, aparecen las necesidades y carencias que la ciudadanía considera que el Estado debe garantizar. Es en esos momentos  donde muchos confunden necesidades, incluso las personales, con derechos y servicios que deberían ser cubiertos de inmediato sin que se notara que se había producido una anomalía importante.

Durante 2020 hemos sufrido y seguimos sufriendo los efectos devastadores de la COVID-19, enfermedad producida por el virus SARS-COV-2, convertida en pandemia, de efectos brutales sobre la vida de cientos de miles de personas en casi todos los rincones de nuestro planeta.

Por si fuera poco, en estos días, la presencia de una borrasca sobre nuestra península nos ha dejado un panorama gélido y blanco de nieve con temperaturas muy bajas. Este temporal ha afectado a nuestra Región y a nuestro municipio con especial virulencia.

Podemos afirmar que en la confluencia de las dos situaciones se han multiplicado los problemas y las necesidades, tanto individuales como colectivas.

Son en estas circunstancias donde mejor se visualiza el Estado de Derecho y con derechos; si da respuestas rápidas y positivas o, por el contrario, aparecen sus carencias y afloran las deficiencias.

En los últimos años, los sucesivos gobiernos del Partido Popular, tanto a nivel del Estado como Autonómico, han ido desmantelando el Estado del Bienestar con políticas privatizadoras en Sanidad, Educación, Servicios Sociales… que han producido un adelgazamiento de los Servicios Públicos. Al mismo tiempo legislaron recortando derechos: Reforma Laboral y Ley Mordaza, que han favorecido el despido de los trabajadores por un lado y la capacidad de movilizarse y manifestarse por otro.

Estas políticas han llevado aparejada la pérdida de miles de puestos de trabajo, que en el caso de la Sanidad pone en peligro el Sistema Público de Salud por la falta de recursos materiales y humanos. Estos recursos, en la practica, son desviados a la Sanidad Privada, haciendo cada vez más débil uno de los pilares de nuestra Democracia.

Pero no solo la Sanidad se ha visto afectada por estas brutales Políticas Neoliberales, también la Educación, la Dependencia, los Servicios Sociales, el Transporte o la Seguridad han pasado en gran medida a engrosar el negocio del sector privado debilitando lo público, fomentando la desigualdad y la pobreza, impidiendo en la practica el acceso de muchas personas a estos derechos básicos por falta de recursos económicos, y lo hemos podido comprobar con el incremento de tasas, el descenso de becas o los copagos Sanitarios.

Estamos ante una confrontación ideológica entre quienes defendemos la importancia del papel del Estado como regulador, supervisor, agente económico y proveedor de Servicios Sociales y de protección Social y quienes reducen su papel a la mínima expresión reclamando mas MERCADO.

El Sistema Democrático debe garantizar que los Servicios Públicos, como pilares que son del Estado del Bienestar, atiendan las necesidades de todos sin exclusiones, haciendo una sociedad más justa e igualitaria.

En el PSOE consideramos los Servicios de Interés General fuente de Desarrollo Económico, pues crean Empleo, Prosperidad y Cohesión Social. Los Presupuestos Generales del Estado para el 2021 van en esta dirección, destinando 239.765 millones de euros para gasto Social, el mayor de la Historia, siendo este el camino para reparar y frenar el daño que las políticas de derechas han causado a nuestra Democracia.

Deja una respuesta