Presupuestos Generales del Estado para 2021: una inversión sin precedentes para buscar el crecimiento y la cohesión social sin dejar a nadie atrás

El Congreso de los Diputados aprobó con mayoría absoluta, el Proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado, un proyecto que pasará el trámite del Senado y regresará al Parlamento para su aprobación definitiva. El Gobierno de Pedro Sánchez ha acometido unas duras negociaciones con todos los grupos políticos que han querido negociar para buscar un consenso que ha posibilitado que este país, al fin, tenga presupuestos, los presupuestos más sociales de su historia que tienen como objetivo “impulsar las grandes transformaciones que permitan acometer reformas en materia de transición ecológica, digital, disminuir la precariedad del mercado laboral y conseguir un sistema productivo más resiliente, así como proteger a los más vulnerables”, según palabras de la Ministra de Hacienda María Jesús Montero.

Los Presupuestos Generales de Estado para 2021 prevén un gasto total consolidado de 550.484 millones de euros, que supone un incremento del 19,4% respecto a las cuentas de este año. Además, la estimación de ingresos alcanzará, presumiblemente, los 323.996 millones de euros, lo que representa un incremento del 6,6% respecto al presupuesto de este año. 

Las cuentas, desglosadas, revelan que se aumenta la partida presupuestaria en casi un 30% respecto a las políticas de fomento de empleo, llegando hasta la inversión de 7.405 millones de euros. El objetivo es priorizar los recursos para impulsar la formación profesional para el empleo, las oportunidades, la orientación laboral y la igualdad de oportunidades. La Seguridad Social contará con una partida de 172.429 millones, más de un 4% respecto a las cuentas anteriores. Este crecimiento se centra en la revalorización de las pensiones (0,9% para las contributivas y 1,8% para las no contributivas) y al nuevo Ingreso Mínimo Vital.

El desglose de las cuentas

En Infraestructura se destinarán 11.527 millones, que se cargarán en un 41% a los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea. Industria y Energía contará con una partida de 11.166 millones de euros, un incremento del 103,9% respecto a los anteriores presupuestos, de los que más de 5.000 millones llegarán desde Europa.

Para las prestaciones por Desempleo, el gobierno ha destinado 24.661 millones de euros, incrementándose en más de 4.000 millones respecto al presupuesto vigente. También se han destinado 8.405 millones para políticas de Agricultura, Pesca y Alimentación.

La política de Vivienda contará con 605 millones de euros, sin tener en cuenta la partida de recuperación y resilencia de la Unión Europea, cifrada en un 25% superior a la cuantía contemplada para el presente año.

En Educación, el Gobierno de Pedro Sánchez realizará una de las mayores inversiones de la historia, cifrando la partida presupuestaria en 4.893 millones de euros, con un incremento de más del 70% respecto al presupuesto anterior. Además, la promoción y la cooperación cultural y el libro y las publicaciones culturales serán las dos partidas del sector cultural con más crecimiento.

En Sanidad, el Gobierno de España invertirá 7.330 millones, lo que supone un aumento presupuestario del 75% respecto al presupuesto anterior, además, aumenta la dotación en previsión de comprar vacunas y un plan para reforzar la atención primaria

En Telecomunicaciones se destinan 2.684 millones para la innovación tecnológica y la investigación y desarrollo de la Sociedad de la Información, gasto que en cerca de un 80% procederá de las partidas europeas.

Para Justicia se han destinado 2.048 millones de euros, con un incremento del 7,6%. En este apartado se han destinado 1.975 millones para lo que se denomina ‘Justicia democrática’, incluyendo el Centro de Estudios Jurídicos, con un incremento total de más de 130 millones de euros.

Otra partida presupuestaria que alcanza un gran crecimiento en la inversión, con más del 150%, es en las políticas de Comercio, Turismo y Pyme, con una partida total de 2.230 millones de euros, con el objetivo de impulsar el turismo y el fomento de una ‘España Nación Emprendedora’. De esta partida, 1.627 millones de euros pertenecen al presupuesto no financiero y 603 millones de euros al financiero.

La Transición Ecológica y el Reto Demográfico contará con 6.805 millones de euros, lo que supone el 23,9% ciento del total. También se ha incluido un gasto de 3.232 millones destinado a políticas de Ciencia e innovación y Desarrollo, cerca de un 60% de aumento respecto al presupuesto anterior, y una inversión de 10.500 millones para Defensa, con un aumento de más de 400 millones respecto a las cuentas anteriores.

María Jesús Montero

La Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha expresado su satisfacción por el amplio consenso alcanzado con un gran número de fuerzas políticas para la elaboración de estos presupuestos, enfocados en que nadie se quede atrás por culpa de la pandemia de coronavirus y su crisis económica. Montero ja manifestado que “las prioridades del Gobierno de España se basan en formar un colchón de seguridad para el conjunto de los ciudadanos”.

La falta de respeto institucional de las derechas de este país han provocado las críticas de la Ministra, que lamentó que el PP presentase una enmienda a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado de 2021 “sin ningún fundamento”. Montero ha criticado que el PP se oponga a cualquier “iniciativa que impulsa el Gobierno” por su tendencia a “la política de confrontación”.

La ministra de Hacienda ha agradecido a los grupos políticos que han respaldado estas cuentas en el Congreso la responsabilidad de haber buscado «llegar a acuerdos y a consensos en aras del interés de los ciudadanos». Además, Montero reiteró la voluntad de diálogo del Gobierno con los grupos que han rechazado estas cuentas “para que hagan sus aportaciones y se sumen al acuerdo durante su trámite en el Senado”.

Los Presupuestos para 2021, a falta de su aprobación definitiva, un trámite que no debe alterar el desarrollo natural de los mismos, no tienen precedentes “y deben convertirse en el motor de la reconstrucción social y económica del país tras el impacto provocado por la pandemia. Pero también sentarán las bases de la transformación del modelo productivo al vehicular unos 27.000 millones de fondos europeos que permitirán avanzar en la transición energética, la digitalización la cohesión social y territorial y en la igualdad”, afirman desde el Gobierno de España, que ha expresado que “se trata de unas cuentas públicas que responden a la crisis actual fortaleciendo y blindando el Estado del Bienestar al incluir el mayor gasto social de la historia con 239.000 millones de euros. Pero también fomentan un crecimiento económico sólido, inclusivo y sostenible, que impulsa la I+D+i para mejorar la competitividad de las empresas españolas”.

Deja una respuesta