El fascismo, fascismo es

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

La Real Academia de la Lengua Española expresa, en una de sus tres acepciones, que ‘fascismo’ es una “actitud autoritaria y antidemocrática que socialmente se considera relacionada con el fascismo”, al que define como “movimiento político y social de carácter totalitario que se desarrolló en Italia en la primera mitad del siglo XX y que se caracterizaba por el corporativismo y la exaltación nacionalista”. Por lo tanto podemos afirmar que VOX practica el fascismo. 

Es una lástima que Partidos Políticos como el PP, con dirigentes como el señor González Granados, blanqueen a formaciones políticas como VOX y, además, muestren actitudes, como muestra el concejal del PP en cada sesión de la Comisión Informativa que preside, interrumpiendo cuando le viene en gana las intervenciones de cualquier miembro de la oposición, porque trata de mostrar, permanentemente, una teórica superioridad, de índole intelectual, respecto al resto de concejales de la Corporación que solo él se cree. Porque desprecia, falta al respeto y ejerce una autoridad abusiva de su cargo cortando el micrófono a la portavoz del Partido Socialista por expresar que VOX es un partido fascista, sin que la palabra sea un insulto si no una descripción que el mismo partido de extrema derecha otorga con sus actos, con sus pensamientos e, incluso, con sus estatutos.

Es una lástima que Partidos como el PP, con dirigentes como el señor González Granados, blanqueen a formaciones políticas como VOX

A González Granados le viene grande el cargo, no solo de presidente de Comisión, también como concejal e, incluso, como persona a la hora de expresar respeto por los demás, porque el concejal del Partido Popular no es nadie para consentir o dejar de consentir nada, no es nadie para cortar la libertad de expresión y, mucho menos, la palabra en una sesión previa al pleno en la que los concejales, elegidos democráticamente por los ciudadanos, expresan libremente y sin faltar al respeto lo que estimen oportuno. Porque si el señor González Granados considera ‘fascismo’ como un insulto, igual debería considerar un desprecio cuando se dirigen a las formaciones progresistas como ‘social-comunistas’, de manera despectiva o como cuando él mismo ha acusado al Partido Socialista de ser los máximos responsables de las muertes por Coronavirus, injuriando gravemente a unas siglas que representan a millones de españoles, o cuando se ha referido en ésta o en pasadas legislaturas hacia concejalas de varias formaciones con una actitud  machista, cuando ha expresado violencia verbal en sus intervenciones o cuando la ha expresado de manera física, teniendo que ser retirado por sus propios compañeros por intentar agredir a un concejal socialista en Comisión Informativa.

Sí, VOX es un partido fascista, porque hace apología del franquismo y se niega a condenarlo bajo cualquier motivo. Porque tienen un discurso xenófobo y militarista, porque mantienen encuentros de manera permanente con partidos ultra-católicos y de ultra derecha en general, porque varios cargos de VOX provienen de formaciones fascistas, neo nazis, ultras, xenófobas o militares que firmaron el manifiesto de exaltación a Franco, porque varios de sus políticos están involucrados en homofobia, -llegando incluso a afirmar que las personas homosexuales son enfermos que deben ser tratados clínicamente-, racismo, delitos violentos, son antiguos líderes de formaciones neonazis, porque muchos de sus dirigentes muestran o han mostrado su apoyo a la guerra civil española, porque en más de una ocasión, alguno de sus líderes, ha negado el holocausto, porque Ortega Smith se ha declarado seguidor de Primo de Rivera y de Falange Española, porque han pedido la suspensión de los derechos fundamentales en Cataluña pidiendo, incluso, el estado de excepción, que no se aplica desde el franquismo, porque mienten constantemente con los datos sobre inmigración, tratando de responsabilizarles de cuantos problemas suceden en España, porque niegan la violencia machista, tratando de ocultarla entre ‘todo tipo de violencias’, porque uno de sus máximos exponentes, Hermann Terstch, ha expresado que enterraría a Sánchez, Iglesias y Zapatero en un vertedero, porque han amenazado con ilegalizar partidos demócratas, porque han amenazado con cerrar medios de comunicación cuando lleguen al poder, porque vetan a muchos de estos medios en sus actos, porque incitan a la violencia… y por mil razones más.

Estos argumentos, entre otros muchos, son los que justifica el señor González Granados cuando ordena, alzando la voz de manera autoritaria, que se le cierre el micrófono a la representante de los Socialistas en el Ayuntamiento de Aranjuez por expresar libremente un pensamiento, sin dirigirse de manera personal a nadie. González Granados sesga la democracia con éste y con otros actos, como cuando irrumpe en cada intervención de la oposición, -de grupos de izquierdas, eso sí-, tratando de imponer su razón, sin respetar el turno de palabra y ninguneando a cualquiera que manifieste un pensamiento diferente al suyo. Y la alcaldesa se lo consiente y lo avala, avala las injurias y los desprecios de alguien que, además de todo esto, está denunciado por los sindicatos por acoso laboral. Alguien debería empezar a mirarse en el espejo porque el reflejo no es el más adecuado para un sistema democrático ya que blanquear a partidos políticos de esta índole, intolerantes, anti-sistema, que niegan la violencia machista, homófonos y xenófobos no es la elección más adecuada para la libertad y el crecimiento de un país, aunque te mantengan en el sillón del poder, porque el precio que pagas es muy elevado.

Deja una respuesta