El PSOE sigue reivindicando el fin de la violencia machIsta con una moción consensuada por todos los grupos de la Corporación a excepción de VOX

Montserrat García: “esta violencia constituye la vulneración más extendida de los derechos humanos en el mundo y su origen radica en la desigualdad. No tiene cabida en esta sociedad ni en una democracia que se debe consolidar y es nuestra obligación eliminarla

El grupo municipal Socialista se ha sumado y participado en la moción que se presentará al próximo pleno de la Corporación con motivo del Día Internacional Contra la Violencia hacia las Mujeres. Todos los grupos -PSOE, PP, Ciudadanos, Acipa, InPar y Unidas Podemos- a excepción de VOX, han elaborado una moción que pretendía ser institucional y que, una vez más, la extrema derecha ha impedido. La portavoz del grupo Socialista, Montserrat García, ha expresado que “es lamentable que esta propuesta no se haya consensuado de manera unánime por el rechazo de VOX, que continúa negando la violencia de género de manera explícita a pesar de las innumerables muertes de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas y de la tremenda desigualdad que existe, todavía, en esta sociedad”. García, además, ha señalado que “con esta actitud de no condenar la violencia hacia las mujeres lo único que exhiben es connivencia con ella, porque es más que evidente que esa violencia existe y que, por mucho que quieran, no la pueden esconderla”.

“Nuestro partido siempre ha defendido la igualdad y siempre ha luchado, desde la legislación, contra la violencia machista, porque la violencia contra la mujer es estructural y es histórica. Se encuentra presente en todos los países y culturas, independientemente del nivel educativo o la posición social”. 

La propuesta consensuada por el resto de la Corporación, recoge aumentar la protección en casos de violencia hacia las mujeres y sus familiares dado que el aislamiento y confinamiento suponen un aumento de los niveles de violencia; reivindicar el determinante papel transformador de los gobiernos locales durante y después de la crisis del COVI-19 a la hora de construir economías y sociedades más igualitarias, inclusivas y sostenibles; defender la necesidad de promover acciones globales consensuadas que garanticen la continuidad de las políticas dirigidas a la eliminación de las normas sociales discriminatorias y el refuerzo de los programas de prevención y lucha contra todo tipo de violencia hacia las mujeres; defender y promover de una marina directa, en el ámbito también de nuestras competencias, la necesidad de garantizar, a través de la educación, espacios que promuevan la igualdad de género para que mujeres, hombres, niñas y niños puedan gozar de las mismas oportunidades de acceso a la educación, logren alcanzar sus anhelos de manera equitativa y tengan la garantía de recibir un trato justo en los procesos de enseñanza-aprendizaje, logrando así avanzar en diferentes ámbitos de sus vidas; demandar la implementación de proyectos y programas locales que garanticen la igualdad de género en el empleo y el apoyo al espíritu empresarial de las mujeres, como medidas para preservar su independencia económica y prevenir la violencia hacia las mujeres.

Además, los grupos firmantes muestran su preocupación por las altas tasas de empleo temporal de las mujeres que, unido a la destrucción y la caída del empleo advierten de un peligroso aumento de la brecha de género.

La portavoz socialista ha expresado que “nuestro partido siempre ha defendido la igualdad y siempre ha luchado, desde la legislación, contra la violencia machista, porque la violencia contra la mujer es estructural y es histórica. Se encuentra presente en todos los países y culturas, independientemente del nivel educativo o la posición social”. 

García ha finalizado expresando que “esta violencia constituye la vulneración más extendida de los derechos humanos en el mundo y su origen radica en la desigualdad. No tiene cabida en esta sociedad ni en una democracia que se debe consolidar y es nuestra obligación eliminarla”.

Deja una respuesta