El Gobierno de Díaz Ayuso y Aguado vuelve a cambiar de criterio y ahora dice que no hará test a los alumnos en cuya clase se haya dado un positivo

Laura Hernández: “La presidenta de la Comunidad de Madrid rompe su promesa con la comunidad educativa cambiando su propio protocolo Covid en los centros, evidenciando que el protocolo no existía”

El Gobierno regional ha vuelto a mostrar su incapacidad, su falta de criterio y su ausencia de compromiso con la comunidad educativa al anunciar que no se van a hacer test a toda la clase cuando se confirme un positivo por COVID-19. A pesar de las bonanzas que pregona el delegado de Educación del Gobierno de Aranjuez, Diego López de las Hazas, respecto a la gestión del Ejecutivo regional, lo que muestra la realidad es su profundo desconocimiento del sentir de la comunidad educativa. El delegado emplea la demagogia para justificar tanto el desvarío del Gobierno regional como el suyo propio mintiendo al afirmar que los directores de los colegios y la comunidad educativa en general están muy satisfechos con el inicio del curso. 

Hernández ha recordado que “el 7 de septiembre la presidenta prometió que ‘si hay un contagiado haremos test a toda la clase el mismo día y desinfectaremos todo el colegio’; ahora Díaz Ayuso se desdice cambiando su propio protocolo Covid en los centros educativos, evidenciando que el mismo no existía. ¿Seguro que la comunidad educativa así puede estar satisfecha?”.

Es imprescindible que los test se realicen de manera rápida y precisa, “porque se corre el riesgo de mandar a casa a alumnos asintomáticos que, por razones de conciliación, pondrán en serio riesgo la salud de sus familiares”. La concejala socialista mantiene que “los continuos cambios de criterio, la falta de rigor, las decisiones precipitadas y la gestión deficiente están provocando que la comunidad educativa solo pueda salir de esta caótica situación por el esfuerzo de las direcciones de los centros, de los docentes, de los alumnos y alumnas y de las propias familias, que están viviendo una situación muy preocupante”.

Por otra parte, la concejala socialista ha expresado que “los libros del Plan Accede han llegado tarde, provocando una desigualdad entre las familias que han podido comprar los libros y las que no han podido hacerlo porque no disponen de los recursos económicos necesarios”. Además, “esto ha impedido que los docentes puedan comenzar materia para no provocar esa desigualdad”. A este problema, “hay que añadir la falta de material tecnológico comprometido tanto por la Comunidad de Madrid como por la delegación de Educación del Gobierno municipal, necesario en caso de cuarentenas, que ya se están produciendo, y la obligatoriedad por parte del Ejecutivo regional para que los docentes empleen la plataforma ‘Educamadrid’, impidiéndoles hacer uso de otros recursos digitales, a pesar de su mal funcionamiento”. 

La manera de intentar disimular toda esta gestión deficiente “ha sido mandar una circular a los centros sanitarios y a los educativos en la que se expresa de manera nítida una vulneración de derechos, coartando la libertad de expresión de los profesionales prohibiéndoles realizar declaraciones a los medios de comunicación sin su autorización expresa, lo que también significa coartar el derecho a la información”.

Hernández ha emplazado al Gobierno regional a que “invierta el dinero que el Gobierno de España le ha transferido para materia educativa y se deje de improvisaciones” y al concejal de Educación en Aranjuez a que “se deje de complacencias y escuche la realidad educativa, prestando atención a toda la comunidad en un Consejo Escolar que retrasa una y otra vez”. 

Deja una respuesta